Las mejores tarjetas de crédito para empresas

Descubre la forma más fácil de gestionar el dinero de tu empresa

Elegir una tarjeta de crédito no es una tarea sencilla. Evitar las comisiones y disponer de una línea de crédito son algunas de las necesidades básicas para las PyMES y los autónomos. Muchas veces estos emprendedores tienen dificultades para acceder a la financiación que necesitan, algo que ha cambiado gracias a Capital On Tap. 

La tarjeta de Capital on Tap está diseñada especialmente pensada para PyMES y autónomos. Ofrecen una tarjeta VISA asociada a una línea de crédito, desde 1.500 euros hasta 50.000 euros, con la posibilidad de aplazar las compras con tarjeta hasta 56 días sin intereses. Además, te recompensa en todas tus compras, dándote puntos que luego podrás canjear por dinero. En concreto, te devuelve el 0,5% de todos los pagos de empresa que realices con las tarjeta, sin límite, y el 1% en ciertos comercios como Amazon, Ebay o Booking, etc.

capital-on-tap-las-mejores-tarjetas-de-credito-para-empresas

¿Quieres ahorrar en tu empresa?

¡Descubre Capital On Tap!

Con esta tarjeta, Capital on Tap ha querido cubrir dos necesidades básicas para las empresas:

  1. ¡Hasta 56 días de financiación gratuita en los pagos realizados con tarjeta! Para pagar impuestos, nóminas, proveedores etc. sin necesidad de usar recursos propios.
  2. Ofrecer un 'colchón' financiero para hacer frente a los imprevistos de liquidez: la apertura y mantenimiento de la cuenta Capital on Tap son gratuitos para que se pueda tener a mano liquidez el día que haga falta. En ese momento, se podrá recurrir a la línea de 3 formas distintas:
  • Recibiendo fondos directamente en la cuenta bancaria (en 24 horas hábiles).
  • Retirando efectivo en cajeros.
  • Aplazando el pago de la tarjeta.

A los 6 meses mejora tus condiciones

Otra de las principales novedades de Capital on Tap es la posibilidad de mejorar las condiciones ofertadas, tanto del límite ofrecido, como del tipo de interés. La empresa se compromete a revisar las condiciones si el cliente ha hecho un correcto uso de la línea de crédito durante los primeros 6 meses de uso. 

Poder mejorar las condiciones del crédito es un elemento fundamental para las empresas sobre todo en el momento de baja producción en sus negocios. Opciones como esta pueden ser claves en la supervivencia de estas PyMes y autónomos. 

Cómo funciona la tarjeta de Capital On Tap 

La concesión de la tarjeta y línea de crédito Capital on Tap es 100% online y muy rápida. Puedes solicitarla en tan solo dos minutos. Recibirás la respuesta casis al instante con un plazo máximo de 48 horas y en tan solo 24 horas tendrás los fondos en tu cuenta. 

Al tratarse de una tarjeta de crédito, no hay comisiones por saldo no dispuesto y solo pagas cuando realmente lo necesites. Por ello, recomendamos abrir la cuenta hoy mismo y dejarla lista para cuando se necesite el dinero.

Por lo tanto, financieramente, es recomendable disponer de este colchón financiero por si surge una necesidad de liquidez. A diferencia de las líneas de crédito de los bancos no hay comisiones por el saldo y no hace falta renovarla anualmente.

¿Cómo puedo reclamar mi tarjeta revolving?

Se puede acceder al dinero de manera inmediata cada vez que se necesite y utilizar la totalidad o solo una parte, en función de las necesidades que vayan surgiendo en la empresa. Los plazos de amortización están abiertos a los clientes sin penalizaciones y también puede modificar las modalidades de pago cuando quiera el cliente. Solo se pagan intereses por los días exactos que se dispone de los fondos, dando la mayor flexibilidad posible.

Activar la tarjeta y gestionar los fondos es muy fácil con el portal en línea de Capital on Tap. Desde su área personal, el cliente puede controlar los gastos de la cuenta y/o de la tarjeta, encender o apagar la tarjeta, cambiar el PIN o bloquear la tarjeta en caso de pérdida o robo y solicitar una nueva. También puede solicitar fondos, cambiar la modalidad de pago o hacer amortizaciones anticipadas etc.

Para solicitar la tarjeta solo tienes que ser administrador único, solidario o apoderado de una S.L. o S.A. o ser autónomo. Los titulares no deben estar en listas de morosos y la empresa debe tener una actividad mínima de 6 meses con una facturación anual entre 100.000 euros y 5.000.000 euros. 

Lista de artículos más recientes

Haz tu pregunta


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.