Cómo elegir un préstamo online

Te contamos qué necesitas comprobar antes de enviar una solicitud para un préstamo online.

Entre todos los tipos de préstamo que existen hoy, una modalidad está ganando terreno: los préstamos online. Hace años, la única manera de conseguir un préstamo personal era acudiendo al banco, presentando garantías y avales y, si la solicitud era aceptada, recibiríamos esa cantidad. Hoy, gracias en parte a las nuevas tecnologías y, en otra parte, a la resaca de la pasada crisis, los préstamos online están a la orden del día.

Dentro de esta categoría están los préstamos online rápidos, que son los que más crecen. No tienen buena fama, eso sí. Son préstamos caros para el consumidor y presentan unos riesgos importantes que conviene conocer. Sobre todo, son riesgos derivados de los fuertes intereses de demora que presentan, más elevados aun que los intereses usuales. 

Muchos de estos préstamos rápidos nos permiten, además, acceder a ellos aunque nos encontremos registrados en ASNEF, o cualquier otro registro de morosos. Si bien son una opción a tener en cuenta si necesitamos saldar una deuda con urgencia, pero a la vez no podemos acceder a la financiación tradicional, conviene reflexionar muy bien antes de lanzarse a solicitar un préstamo rápido de estas características.

Si ya disponemos de un historial de impago, por cualquier cuestión, hemos de tener muy claro que podremos devolver el dinero íntegro en el plazo requerido. Si no, nuestra bola de endeudamiento crecerá sin cesar. Como puedes suponer, al igual que en el caso de préstamos personales tradicionales, es imprescindible conocer el dinero que vamos a solicitar y en cuantas cuotas lo vamos a poder devolver con antelación a la solicitud.

Solo así podremos comparar los diferentes préstamos online del mercado y hacer una elección prudente. ¿En qué nos tenemos que fijar para comparar sabiamente y hacer la mejor elección posible? Ya sea en el caso de solicitar un préstamo online normal, o un préstamo rápido, hemos de fijarnos en múltiples detalles:

  • Las condiciones: los préstamos online pueden solicitar las mismas garantías que se han de aportar para solicitar un préstamo en una oficina. Es decir, son préstamos independientemente del canal por el que se solicite. Por tanto, hemos de analizar las mismas cosas que en el caso general de préstamos personales. Los préstamos rápidos o los que no tienen en cuenta ASNEF, por ejemplo, tienen requisitos más laxos, pero son productos radicalmente diferentes.
  • ¿Es necesario cambiar de banco? Cada vez más entidades ofrecen préstamos online que no implican, necesariamente, cambiar de banco. Pasa lo mismo que con algunas tarjetas de crédito. La comodidad es una ventaja de los préstamos online, así que recomendamos elegir con preferencia aquel que no implique un cambio de banco.
  • ¿Está sujeto a productos vinculados? Cuidado con esto, porque podríamos encontrarnos con un préstamo con condiciones ventajosas que nos obligue a contratar un seguro o cualquier otro producto que interese a la entidad correspondiente. Ya pagamos intereses por un préstamo, ¿por qué pagar por productos que no queremos?
  • Comisiones. Como es lógico, priorizaremos los préstamos que incluyan la menor cantidad de comisiones posibles.
  • Flexibilidad en el pago, elección de cuotas... Todo préstamo que nos permita personalizar, en cierta medida, cómo vamos a pagar nuestras cuotas, es interesante. Eso sí, mucho ojo por si acaso nos piden algo a cambio que vaya en contra de nuestros intereses.
  • TAE. Crucial saber el TAE para poder calcular cuánto dinero vamos a pagar de más con respecto a lo que hemos solicitado.

Como podemos imaginar, cuantas más facilidades para el pago nos ofrezcan, cuanta más inmediatez y cuantos menos requisitos a la hora de pedir un préstamo online, mayores serán los intereses o más severas serán algunas condiciones. Como sucede con cualquier otro producto de estas características, antes de solicitar un préstamo online hemos de pensar muy bien qué queremos y cuánto podemos pagar, y hemos de comparar el tiempo que haga falta hasta encontrar el producto idóneo para nuestras necesidades.

Eso sí, no olvides repasar antes de nada, las condiciones habituales para poder solicitar un préstamo online.

Sobre el autor del artículo.

Creando contenidos para empresas en Internet desde 2007. Soy copywriter y redactor SEO profesional y colaboro con iAhorro en el área de finanzas personales y ahorro doméstico.Creo que contar con una comunidad como la que ofrece iAhorro es un apoyo muy importante para las familias y para cualquiera que tenga interés en gestionar mejor sus ingresos y sus ahorros.

Más artículos del autor.

La nueva normativa de emisión de CO2 podrá afectar a los precios de los coches en 2019

La nueva normativa de emisión de CO2 podrá afectar a ...

¿Cómo ayudar a alguien con dificultades económicas?

¿Cómo ayudar a alguien con dificultades económicas?

¿Por qué no suben los salarios?

¿Por qué no suben los salarios?

¿Qué gastos acarrea tener un coche?

¿Qué gastos acarrea tener un coche?