¿Cuál es el mejor momento para comprar coche?

Busca siempre la época más interesante para ahorrar en la compra de un coche nuevo.


Comprar un coche nuevo es un ejercicio interesante para la economía doméstica. Supone un esfuerzo económico y no debe ser tomado a la ligera, a la vez que es importante buscar la mejor oferta y las mejores condiciones. Los concesionarios y las marcas compiten muy fuertemente en el mercado y, por lo tanto, suelen ofrecer jugosas ofertas de cuando en cuando, pero ¿cuál es el mejor momento para encontrarnos un chollo?

La primera clave para saber cuándo encontrar un chollo en la compra de un coche nuevo es tener en cuenta en qué momentos puede un concesionario querer dar salida a cierto modelo. Los casos son múltiples, desde que sea algo conveniente para cerrar las cifras de ventas cumpliendo objetivos, hasta que sea una oportunidad porque un modelo de coche termina su vida comercial. Puede ser un momento temporal determinado que venga dado por la estadística de ventas en esos mismos momentos... Veamos más en detalle cuándo nos podemos encontrar la ganga en forma de coche.

Elige el día de la semana, incluso el mes en el que comprar un coche nuevo

Puede parecer algo de lo más arbitrario, pero ahí están las estadísticas para demostrar que hay días de la semana en los que nos podemos encontrar con mejores descuentos medios. Esos días son lunes y jueves, y las razones principales son la baja demanda que existe, tradicionalmente, en dichos días. Es más probable que alguien vaya a ver un coche con calma un fin de semana, por ejemplo, que no un día laborable (y esos dos son los que va todavía menos gente).

Siguiendo la misma idea, las épocas en las que se venden menos coches durante el año serían, como podemos imaginar, las mejores para el comprador que no tiene problemas en esperar. Por eso, agosto es un mes ideal para ir por el concesionario, pues la demanda baja (habitualmente), y es posible encontrar mejores ofertas y oportunidades si se "regatea" un poco. Al fin y al cabo, los objetivos mensuales de los concesionarios están ahí.

Podemos aprovecharnos de ello a un nivel mensual. Es decir, hacia final de mes, si las ventas no han sido lo suficientemente buenas, es posible obtener mejores precios por el simple hecho de que para el concesionario es importante llegar a los objetivos estipulados. Si se acerca el fin de mes y no se han conseguido esos objetivos, una buena rebaja podría aparecer en el horizonte.

El final de temporada es otro clásico. En este caso, hablamos del final del año, diciembre. Incluso podemos sacar ventaja si revisamos los datos de ventas hasta el mes anterior y verificamos "si la cosa va bien", o si podemos beneficiarnos de unas ventas flojas en el conjunto del año.

Aprovecha la nueva generación de un modelo

Cuando una marca introduce en el mercado una nueva generación de un modelo, o si lo saca de producción, los concesionarios querrán deshacerse del modelo anterior (o de ese modelo que se deja de fabricar), por lo que las ofertas serán muy buenas de cara a liberar el stock (también sucede esto en situaciones como la que os contamos de la guerra contra el diésel).

Otra opción es irnos al coche "kilómetro cero", pero con cuidado. Los "kilómetro cero" reales son coches que no se han vendido (ni, por lo tanto, se han movido): son coches nuevos, matriculados por un concesionario por motivos que pueden ser el cumplimiento de objetivos.

Son más asequibles que el mismo coche sin matricular, y al adquirirlo es necesario realizar una transferencia de titularidad, pero, repetimos, son coches nuevos que no han rodado más que lo necesario para sacarlo de la fábrica y meterlos en un transporte: en ningún caso deberían sobrepasar los 100 km (la mayoría de las veces no superan los 30 km). Cualquier otra cosa ya es un coche usado, y por tanto no lo consideramos en este artículo.