Depósitos plazo-e de Kutxa: más rentabilidad a mayor plazo de inversión

Depósitos plazo-e

Depósitos plazo-e de KutxaKutxa apuesta por sus depósitos plazo-e, un amplio programa de imposiciones a plazo fijo que permite elegir con total flexibilidad el plazo de la inversión, la periodicidad de los intereses y el importe depositado. Además, los depósitos plazo-e permiten conocer la rentabilidad antes de optar por el depósito más adecuado. El rendimiento es gradual: a mayor plazo de inversión, más rentabilidad. Esta promoción puede contratarse exclusivamente a través del servicio online Kutxanet.

Los depósitos plazo-e de la caja guipuzcoana admiten una inversión mínima de 1.000 euros y un máximo de 60.000 euros, y desde un mes como plazo mínimo. A partir de esta barrera, la rentabilidad se traduce de la siguiente manera:

Además, el depósito plazo-e a 12 meses permite una aportación adicional a un plan de previsión o de pensiones Kutxa, que incrementará la rentabilidad del propio depósito según la siguien relación de tramos:

  • Entre 500 euros y 1.999 euros de aportación adicional, el diferencial se incrementará en un 0,10 %.

  • Entre 2.000 euros y 2.999 euros, la rentabilidad crecerá un 0,20 %.

  • Entre 3.000 euros y 4.499 euros, un 0,30 % más de rentabilidad.

  • Entre 4.500 euros y 5.999 euros, un 0,40 % más de rentabilidad.

  • A partir de 6.000 euros, el diferencial se incrementará en un 0,50%.


Los nuevos depósitos de Kutxa también conceden al cliente libertad para elegir la periodicidad del abono de los intereses generados, aunque con condiciones ligadas al plazo de inversión. Más en concreto, optar por percibirlo al vencimiento si contrata un depósito inferior a 3 meses, un depósito a 2 años o un depósito con vencimiento a fecha fija. En el resto de los casos, puede percibir los intereses de forma periódica.

La renovación de la imposición a plazo fijo se producirá de manera automática, con la excepción de los depósitos de vencimiento a fecha fija. La renovación permite la orden de no renovación por parte del cliente hasta un máximo de dos días hábiles antes del vencimiento. El tipo aplicable a partir de esa fecha será el que establezca Kutxa en su manual de tarifas.