¿Cuáles son las diferencias entre el bróker hipotecario, asesor hipotecario y gestor personal?

Toño García I

Todos tienen como objetivo conseguirnos una hipoteca, pero utilizan diferentes vías

Diferencias entre el bróker hipotecario, asesor hipotecario y gestor personal

En el negocio de las inversiones, sean de la índole que sean, se requieren unos conocimientos previos y estar constantemente informado de cómo evoluciona el mercado y estar al día de cualquier modificación que exista tanto a nivel legal como funcional. Evidentemente, no se puede saber de todo, ni siquiera en los momentos actuales, donde la información es en ocasiones hasta excesiva, por lo que puede llegar a ser un problema más que una solución.
En lo que a financiación se refiere, los problemas suelen venir por la limitación de dinero, de tiempo y de información adecuada que, todos juntos, pueden hacer inviable cualquier proyecto de inversión.

A la hora de adquirir una vivienda se pasa por diferentes etapas hasta llegar a la entrega de las llaves. Cada etapa tiene su propia complejidad, existiendo diferentes trámites y gestiones, que es necesario conocer. Asimismo, no se pueden cometer errores en ninguna de las partes del proceso. Por ello, no está demás contratar los servicios de un profesional que será el encargado de llevar todo el proceso, o al menos aquel en que nos encontremos más limitados. Tal sería el caso de los préstamos hipotecarios.

Un préstamo es algo que va a acompañar al prestatario durante muchos años y condicionará, en gran medida, la salud financiera familiar, restringiendo hasta el modo de vida y la propia capacidad de ahorro. Además, suele ir acompañado de la adquisición de otros productos bancarios vinculados a él con el fin de reducir la tasa de interés. Me refiero a los seguros de vida, seguros de hogar, planes de pensiones, tarjetas de crédito o débito, etc.

En el pasado, los clientes solían ser fieles a su entidad bancaria y en ella hacían todas sus operaciones bancarias, incluidas las relativas a las hipotecas. Actualmente, el cliente ya no está tan vinculado a su banco de toda la vida y no tiene ningún problema a la hora de cambiar de entidad con el fin de conseguir mejores condiciones y tarifas. Por este motivo, la intermediación bancaria ha hecho mucho por los clientes consiguiendo que las entidades se esfuercen por ofrecer mejores condiciones. Y para más inri, conseguir un préstamo hipotecario es mucho más complejo que conseguir un préstamo personal, por lo que la figura de un intermediario, en cualquiera de sus formas, hace que todo el proceso sea más fácil para las dos partes: prestamista y prestatario.

En el campo de la intermediación hipotecaria existen varios tipos de asesores que son capaces de facilitar todo el proceso. Estos profesionales, a diferencia de las entidades bancarias que tienen un horario preestablecido, son conocidos por su flexibilidad horaria, ahorrando estrés, tiempo y dinero. Estoy hablando de la figura del bróker, el asesor y el gestor hipotecario.

Cada uno desempeña una serie de funciones con unas determinadas características que, todo hay que decirlo, en muchos casos, se solapan y sus diferencias rozan la sutilidad. Todos tienen en común servir de ayuda a los prestatarios y ahorrarles el tiempo que gastarían si ellos mismos acudiesen a cada sucursal bancaria para conseguir las mejores ofertas. De lo que se trata es de buscar el mejor apoyo posible y que se ajuste a nuestras expectativas, por eso, estos profesionales tienen dos de las mayores ventajas que existen: tienen la información y la formación precisa. Por tanto, pueden ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y ajustarlos a nuestra forma de vida financiera minimizando los riesgos e incrementando el rendimiento.

Bróker hipotecario

El bróker o intermediario hipotecario es la persona que actúa como mediador a la hora de contratar un préstamo hipotecario, encargándose de conseguir unas mejores condiciones que si el propio prestatario lo hiciese de forma directa con la entidad. Con la información que posee de las diferentes entidades bancarias y sus ofertas, es capaz de realizar un análisis del solicitante y ofrecerle las mejores condiciones según el abanico del mercado. Su actividad en la negociación es compleja debido a que interviene en varios procesos, pudiendo incluir la compraventa, y no abandona el proceso hasta la entrega de las llaves. Su cualificación le implica tener una formación específica sobre banca, mercado inmobiliario, fiscalidad y formalización de hipotecas.

Asesor hipotecario

El asesor hipotecario es un profesional del mercado hipotecario que tiene como labor profesional la de ayudar al cliente a conseguir una hipoteca que más le convenga entre las entidades con las que trabaja. Conocen las particularidades de cada entidad para así poder orientar al cliente hacia la que mejor se adecue a sus necesidades en función de su situación. Su trabajo hace que se agilice la búsqueda y contratación del préstamo hipotecario que mejor se adapte a su personalidad financiera, debido a que tiene contacto directo con los departamentos de riesgo de las diferentes entidades prestamistas obteniendo una respuesta rápida sobre la viabilidad de la hipoteca. El servicio de asesoramiento incluye también la información obtenida sobre la situación personal y financiera del prestatario, así como los riesgos existentes que este pueda tener a lo largo de la vigencia del contrato de préstamo hipotecario. Su trabajo finaliza el día de la firma de la hipoteca.

Gestor personal hipotecario

El gestor personal hipotecario (no confundir con el gestor de activos financieros) es una figura vinculada a la entidad financiera, de tal forma que cada entidad cuenta con la suya propia. Su misión es guiar al cliente en todo el proceso de contratación hasta el momento de la firma. Normalmente, el cliente mantendrá una relación con este gestor mientras permanezca en la entidad. Se encargará también de la orientación de las decisiones financieras que puedan ir surgiendo en el futuro y sean compatibles con el estudio previo que se la ha hecho al prestatario por parte de la entidad. Las funciones del gestor personal son muy específicas porque están sumamente ajustadas a cada cliente y también a la propia vinculación que tenga con la entidad.

En definitiva, existen múltiples opciones para poder llevar a cabo la tramitación de tu hipoteca. De esta manera podrás conocer todas las opciones y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.


Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.