El déficit público frena el crédito

Efecto crowding-out o expulsión



Cuando el Estado genera déficit día a a día, es decir,  gasta más de lo que ingresa, se produce un perverso fenómeno que los economistas llamamos efecto crowding-out o expulsión. La deuda del Estado expulsa el dinero que debería ir al sector privado, para financiar compras de bienes muebles e inmuebles, servicios y crédito e inversión empresarial.

Esta es una de las razones esgrimidas para reducir el déficit público y, a medio plazo, la deuda pública. Que los bancos dejen de ganar dinero prestando al Estado y lo hagan dejando crédito a familias y empresas.

La política europea de dejar dinero a los bancos españoles al 0,5%, que después prestan a España al 4%, es un claro incentivo perverso del sistema. Sería mucho más lógico que se prestara directamente a los Estados miembros, en lugar de inyectar dinero de forma encubierta a la banca, con este sistema que el ciudadano no entiende.

En la siguiente tertulia, en la que participo como economista de iAhorro, se discute el efecto expulsión, la creciente morosidad de los créditos concedidos por la banca y, también, los efectos de la reforma laboral y el futuro de los sueldos en España. Buena parte de los tertulianos opinan en castellano y, algunas veces, también en catalán. Esperamos que este fragmento de la tertulia en IB3 sea de vuestro interés:


Sobre el autor del artículo.

Perito economista especializado en productos financieros y divulgador de economía en medios de comunicación. Profesor asociado de Economia Financiera en la UIB | Socio en Futur Finances | Futur Legal | Futur Hipotecas Autor del libro La Banca Culpable (Esfera de los Libros) y coautor del libro La Prevención del Soreendeudamiento Privado (Aranzadi)

Más artículos del autor.

Droblo: los grandes bancos siguen siendo posibles armas de destrucción masiva

Droblo: los grandes bancos siguen siendo posibles armas ...

Las mejores cuentas de alta rentabilidad marzo 2009

Las mejores cuentas de alta rentabilidad marzo 2009

Recuperación económica débil, frágil y desigual

Recuperación económica débil, frágil y desigual

El Banco de España quiere que los bancos no compitan

El Banco de España quiere que los bancos no compitan