Guía para no perderse en la declaración de la Renta 2018

Repasamos los puntos más importantes de la Declaración de Renta.

El 2 de abril de 2019 comienza la campaña de la Declaración de la Renta correspondiente al año 2018. Los ciudadanos que quieran hacer su declaración por vía telemática o por teléfono podrán realizarla a partir de esta fecha. Cuáles son las fechas claves de la Renta 2018

Los que opten por la presentación presencial en entidades colaboradoras, comunidades autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración anual de Renta 2018 está prevista que se pueda realizar a partir del 14 de mayo. 

Este año, la campaña de la Renta finalizará el 1 de julio porque el 30 de junio cae en domingo. En los casos que la declaración tenga como resultado ingresar con domiciliación en cuenta, la fecha concluirá el 26 de junio. 

Cómo pedir cita previa Renta 2018

Está cada vez más cerca el momento de presentar la declaración de la Renta 2018 y una de las formas es acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria, eso sí, para ello será necesario pedir cita previa.

Cada vez hay más facilidades para presentar la declaración de forma telemática. Es posible hacerla a través del sistema Renta Web (página web de la Agencia Tributaria) o por teléfono. Incluso la Agencia Tributaria puso el año pasado en marcha el “Plan Le llamamos”, de modo que el contribuyente solicita que sea la Agencia Tributaria quien le llame para poder ayudarle a realizar la declaración.

Pero son muchos los que prefieren realizarla de forma presencial en las oficinas de la Agencia Tributaria y la forma para poder acudir allí es solicitando una cita previa. Se puede solicitar a partir del 9 de mayo y hasta el 28 de junio.

¿Cuándo estoy obligado a hacer la declaración de la Renta? 

Esta pregunta se la hacen cada año miles de españoles, ya sea por desconocimiento o por ser la primera vez que se tiene un contrato de trabajo, muchas personas no saben cuándo deben hacer la declaración en este caso la Renta 2018.

La norma dice, que todas las personas físicas residentes en España que hayan tenido ingresos por rendimientos del trabajo superiores a los 22.001 euros deben hacer la declaración.  Esta cantidad hacer referencia a un solo pagador. 

¿Cómo consigo la Renta de años anteriores?

Para poder hacer la declaración del 2018, los ciudadanos tienen que buscar el valor de la casilla 475 en la declaración del año anterior (año 2017). Esta casilla hace referencia a la base liquidable general sometida a gravamen, es decir, lo que se ha ganado con el salario a lo largo de un año sobre el que se aplica el tributo. Esta base liquidable general resulta de la resta de las reducciones y deducciones que nos correspondan.

Conseguir esta cifra puede convertirse en algunos casos en un dolor de cabeza. No encontrar este dato es habitual, sin embargo, tampoco es un gran problema hay varias maneras de recuperarla.

Toda la información sobre la Renta 2018

¿Qué es una declaración negativa?

Cuando hablamos de la declaración de la renta, hablamos de resultados. A menudo nos referimos únicamente a si la declaración nos sale a pagar o a devolver. Y no resulta algo raro, en definitiva es lo que al contribuyente más le interesa (sobre todo si el resultado es favorable).

Pero existe una tercera opción, un tercer resultado que puede aparecernos una vez hayamos introducido todos nuestros datos y hayamos aplicado todas las deducciones a las que tenemos derecho, se trata de la declaración negativa. 

Cuáles son las novedades de la renta 2018

Entre las novedades de la Renta 2018 destaca la devolución por retenciones de las prestaciones de maternidad y la ampliación de la deducción por familia numerosa. Este será el segundo año de al app móvil de la Agencia Tributaria. 

La presentación electrónica por Internet podrá realizarse con DNI electrónico, certificado electrónico, Clave PIN o número de referencia. Para todos los modelos podrá utilizarse el DNI electrónico y/o el certificado electrónico, de personas físicas, representantes de personas jurídicas y cualquier otra entidad. La Clave PIN y el número de referencia sólo podrán ser utilizados por personas físicas. 

Cuáles son las principales deducciones en la Declaración de la Renta

Ahora que comienza la campaña para liquidar los impuestos del 2018, ya sea pagando o solicitando la devolución de las cantidades aportadas de más, es importante recordar un aspecto fundamental que marca en muchos casos su resultado: las deducciones que se pueden aplicar a la Renta.

Su aplicación en la declaración de la Renta 2018 que liquidamos en la actualidad, pero, especialmente saber su existencia para conseguir pagar menos cuando hagamos la declaración de este ejercicio en curso es fundamental para conseguir mejorar nuestra fiscalidad. 

Cómo declarar en la renta los ingresos que recibo por el alquiler de una casa

Si tienes una vivienda en propiedad y la has puesto en alquiler, te interesará saber cómo declarar el alquiler de una vivienda en la Renta 2018. Además, seguro que te vendrá bien saber si es posible tener en cuenta algunos gastos, o bien si se puede aplicar alguna reducción para pagar lo menos posible en impuestos. 

Para empezar, existen diversas formas de arrendamiento. Podemos poner una vivienda en alquiler para satisfacer una necesidad de vivienda del inquilino, podemos alquilar una vivienda por temporada, está el alquiler vacacional y, por último, el arrendamiento para un negocio. Cada una de estas opciones tiene sus peculiaridades, como es lógico. 

Educación concertada: ¿Qué pagos puedo deducir en la declaración de la renta?

Más de un 28% de los alumnos de enseñanzas obligatorias (Primaria y ESO) lo hacen a un colegio de educación concertada. Estos centros de educación deben ser gratuitos en sus servicios educativos al igual que los colegios públicos. La diferencia está en que mientras en los públicos sus gastos se financian directamente del presupuesto de las comunidades autónomas, en los concertados las comunidades autónomas pagan a los dueños de estos centros educativos que son de titularidad privada, muchos de ellos vinculados a órdenes religiosas.

En lo económico, al menos sobre el papel, no debería existir ninguna diferencia, pero la realidad es otra. La práctica totalidad de estos centros “piden” a los padres que abonen una cantidad que no va destinada a los servicios escolares sino a alguna Fundación dependiente del centro escolar o de la orden religiosa que regenta el mismo. Sobre estos pagos Hacienda ha puesto su ojo, ya que estima que en muchos casos no se cumplen los requisitos para ser considerados una donación (solo que el destino final si es una Fundación u Organización legalmente reconocido), aumentando la incertidumbre de muchas familias ¿Puedo deducirme en la Renta los pagos de la educación concertada? 

He recibido una ayuda del Estado o Comunidad Autónoma ¿Tengo que tributar por ello?

Como norma general, salvo que la Ley expresamente lo indique, todas las subvenciones o ayudas recibidas por personas que no realizan actividades económicas (es decir que no sean autónomos), tienen la consideración de ganancias patrimoniales, por lo que deben tributar en el Impuesto sobre la Renta, aunque también existen algunos pagos que pueden considerarse ingresos de trabajo.

Entre las subvenciones más frecuentes, destacan las destinadas a la adquisición de vivienda, las de compra de vehículos como son las del Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE), las ayudas para compensar gastos escolares, para realizar determinadas mejoras en las viviendas (desde la eficiencia energética a la instalación de ascensores o rampas para salvar obstáculos) y para compensar determinados gastos relacionados con la protección de la salud.