Las cuatro claves que te ayudarán a encontrar la hipoteca perfecta en 2021

El tipo de vivienda que buscamos o los requisitos de los bancos son algunos puntos a tener en cuenta

¿Prefieres pasar de las rebajas y usar ese dinero para comprar una nueva vivienda? 2021 puede ser tu año. No obstante, es necesario tener en cuenta una serie de cuestiones antes de embarcarte en la búsqueda de la hipoteca perfecta. Desde iAhorro te las revelamos.

A la hora de encontrar una hipoteca debemos prestar atención a:

  • La situación actual en el mercado hipotecario. Esto nos ayudará a determinar qué tipo de hipoteca (fija, variable o mixta) nos conviene más.
  • Los requisitos de los bancos. Algunos piden ingresos mensuales más altos, otros mayores vinculaciones...
  • ¿Primera o segunda residencia?
  • El tipo de vivienda que buscamos.

hipoteca-2021-cuatro-claves

El euríbor despide 2020 batiendo su propio récord

¡Descúbrelo aquí!

Lo primero que deberíamos mirar es cómo está el mercado hipotecario actual. Una de las noticias que más repercusión ha tenido estos días es que el euríbor ha vuelto a situarse en un mínimo histórico: -0,5%. Además, no parece que vaya a subir, puesto que las medidas aplicadas por la BCE en la Unión Europea buscan que el mercado siga fluyendo. 

Esto nos indica que el euríbor va a seguir a la baja en los próximos meses o años, por lo tanto, una hipoteca de tipo variable podría ser interesante, sobre todo si tenemos pensado amortizar el préstamo en un corto periodo de tiempo, puesto que cuanto menos tardemos en pagar la hipoteca menos probabilidades habrá de que el euríbor cambie drásticamente.

No obstante, tampoco podemos descartar las hipotecas fijas, que nos ofrecen pagar una cuota concreta durante todo el periodo de amortización. Al fin y al cabo, el euríbor es un índice impredecible, que puede subir o bajar en cualquier momento. Además, en este momento los intereses tanto de las hipotecas fijas como de las variables tienen cifras similares.

Los bancos, más exigentes

En tiempos de crisis, las entidades prefieren asegurarse de que el futuro propietario de una vivienda pueda pagar las cuotas y, por ese motivo, es posible que establezcan más requisitos. Esto puede traducirse en:

  • Pedir unos ingresos mensuales más altos.
  • Mayores vinculaciones. Si la entidad pide contratar un seguro de la hipoteca, se asegura el pago de ésta, por ejemplo.

Sin embargo, no sólo el coronavirus ha provocado que los bancos sean más selectivos a la hora de estudiar el perfil de una persona. Tras la reforma de la Ley Hipotecaria de 2019, las entidades están obligadas a asumir los siguientes gastos a la hora de formalizar una hipoteca:

  • Gestoría: para llevar a cabo todo el trámite de la hipoteca. Cuesta unos 500 euros.
  • Registro: la hipoteca debe quedar inscrita en el Registro de la Propiedad. Su precio se sitúa en los 360 euros.
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD): es el impuesto aplicado los documentos notariales, mercantiles o administrativos. Supone unos 1.350 euros.
  • Tasación: procedimiento a través del cual se calcula el valor real de una vivienda. Algunas entidades ofrecen asumir su coste, que es de 315 euros aproximadamente.

Por lo tanto, ahora el banco debe pagar unos 2.210 euros cuando decide conceder la hipoteca a una persona. Ante este aumento de gasto los bancos tienden a conceder la hipoteca a personas que con toda seguridad la acabarán amortizando. 

¿Qué uso vamos a darle a la vivienda?

Existen las viviendas habituales, aquellas que utilizamos en nuestro día a día, y las conocidas como segundas residencias, en las que pasamos tan solo un determinado periodo del tiempo. Las entidades son conscientes de que los clientes le darán más importancia a la vivienda en la que pasa la mayor parte del tiempo que a su residencia de vacaciones, por lo tanto, es más probable que dejara de pagar la segunda vivienda.

Por ese motivo, las condiciones que se ofrecen para este tipo de hipotecas suelen ser peores que cuando pedimos una para una vivienda habitual: la financiación no suele llegar al 60% de su valor, menos plazo de amortización…

La crisis del Coronavirus y la reforma de la Ley Hipotecaria han provocado que los bancos cada vez dejen más de lado la financiación de estas segundas residencias. Esto significa que, en caso de querer una hipoteca para este tipo de vivienda, lo tendremos un poco más complicado, pero no imposible.

¿Cuáles son las mejores hipotecas de enero?

¿Qué tipo de vivienda buscas?

Dependiendo de las circunstancias, los intereses en la demanda de la vivienda van cambiando. A causa del confinamiento provocado por la COVID-19 muchas personas se han percatado de que en su vivienda solo tenían ventanas que daban a patios cerrados, que no tenían balcones para tomar el aire o que son demasiado pequeñas.  Esto ha llevado a un aumento en la búsqueda de viviendas espaciosas o con jardín. Es una información que deberemos tener en cuenta a la hora de buscar nuestro futuro hogar.

En definitiva, es necesario que nos hagamos una idea de la situación bancaria e hipotecaria del momento para elegir la mejor financiación posible.

Lista de artículos más recientes

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.