La cuesta de enero, más dura que la de septiembre: los españoles piden un 32% más de préstamos al día

El 79,31% de los encuestados por iAhorro.com señala que la cuesta de enero de este año será igual o peor que la del año pasado.

¿La ‘cuesta de enero’ o la ‘vuelta al cole’? Ambos meses suponen para las familias recortes en sus gastos y dificultades económicas tras grandes desembolsos; ya sea por el inicio del curso o por las navidades.  Los libros, uniformes y el colegio suponen a los españoles un gasto de unos 367 euros por hijo. Sin embargo, en Navidad los regalos, las comidas y la lotería hacen que esta cantidad se dispare hasta los 600 euros por persona (según los datos de Deloitte) y muchos lleguen a enero con los bolsillos vacíos. 

Enero es un mes complicado y este año los últimos datos macroeconómicos junto al anuncio de varios EREs en grandes empresas que podrían afectar hasta a 4.000 españoles, hacen que la pendiente de esta cuesta de enero sea igual o algo más elevada que la de otros años. Así lo creen el 79,31% de los encuestados por iAhorro.com. Solo el 20,69% cree que será menos dura. Los extremeños y los murcianos son menos optimistas en este 2019, casi el 40% de los encuestados en estas comunidades creen que esta cuesta de enero va a ser más dura. Por su parte, para el 45,31% de los riojanos la cuesta de enero será igual y para el 22,54% de los catalanes será menos dura que la que vivimos hace un año. 

“Si comparamos los datos de enero con septiembre, hemos notado que los ciudadanos están mostrando más interés en financiación ahora que para la ‘vuelta al cole’. Diariamente estamos ofreciendo un 32% más de préstamos en el primer mes del año que el promedio diario que tuvimos en septiembre de 2018”, explica el director de Préstamos y Tarjetas de iAhorro, Eduardo Zafra. 

En estos primeros días de enero no solo han aumentado las solicitudes de préstamos, también se han incrementado las cuantías de los préstamos en comparación con septiembre. “En cuanto a las cantidades financiadas han aumentado un 3% en este enero”, apunta Eduardo Zafra quien también matiza que los usuarios están más dispuestos a endeudarse en septiembre que en enero. “De la misma manera, las entidades financieras, están más abiertas a conceder financiación en septiembre que en enero, normalmente el mes de inicio de objetivos. Las necesidades de financiación son mayores en septiembre, sin embargo, las entidades han concedido más cantidad en estos primeros días del año”, explica el director de Préstamos y Tarjetas de iAhorro.com.

La falta de planificación dispara el endeudamiento en enero 

La falta de planificación y el dejar todo para última hora son dos aspectos que conllevan a que enero suponga un mayor esfuerzo en comparación con otros momentos del año. “En el caso de enero, por un lado, no planificamos mucho los gastos de las fechas de Navidad, ahorrando a lo largo del año para poder pagar estos gastos sin recurrir a esfuerzos extraordinarios o que nos excedemos de ese presupuesto y tenemos que realizar estos pagos extras en los siguientes meses.  Por otro lado, el dejar todo para última hora hace que muchos españoles recurran a las tarjetas de crédito que ya sobrepasan los 52 millones de unidades y que nos permiten dilatar el pago a meses posteriores y que siendo un producto muy útil si requiere de esa cultura financiera o conocimiento para gestionarlas de forma responsable y que sus pagos no supongan ningún tipo de problema financiero”, señala el experto financiero de iAhorro.com, Antonio Gallardo. 

Por su parte, el asesor financiero Pablo Souto recuerda que nuestro endeudamiento nunca debería superar el 33% de nuestros ingresos mensuales. “En el caso del endeudamiento a corto plazo (que siempre es más caro), no deberíamos firmar aquello que no se puede devolver en menos de tres meses”, destaca.

Para el 80,92% de los participantes en la encuesta de iAhorro.com, enero supone un mayor esfuerzo económico en comparación con otros momentos del año. Los andaluces (83,43%) y los valencianos (82,84%) son los ciudadanos que más ven en enero un mes económicamente muy complicado. Sin embargo, el 21,57% de los gallegos y el 20,66% de los navarros consideran que la cuesta del primer mes del año no es para tanto.

En septiembre se pide más financiación para coches y en enero para gastos generales

Según el perfil de usuario, en septiembre los motivos a la hora de pedir financiación están más relacionados con la compra de vehículos y vacaciones. En enero, sin embargo, los motivos no son específicos para un tema, sino más bien para hacer frente a gastos generales. “En enero ha caído en un 27% el motivo del coche y un 14% el de ocio, por el contrario, ha aumentado en un 8% el motivo ‘otros’.  En este mes también ha caído en un 19% las solicitudes de rentas inferiores a 1.000euros /mes y aumentan un 6% las superiores a 2.000euros /mes. Además, En enero también han aumentado los perfiles sin deuda o con deudas altas de más del 40% (35% y 27% respectivamente)”, analiza Eduardo Zafra.

Sea cual sea el fin del préstamo, lo más importante es que los gastos de enero no se alarguen al resto de meses del año. El 33,55% de los encuestados destaca que distribuye estos gastos entre los dos primeros meses del año y el resto (el 26,81%) los divide entre tres o más meses del año.  Pablo Souto hace hincapié en que enero es un buen mes para comenzar a construir unas finanzas personales más solventes por ello y para que en el futuro no suframos en exceso con los gastos destaca que “deberíamos comenzar a crear un colchón de ahorro con parte de nuestros ingresos. Por lo general, una buena idea es separar el 10% de nuestros ingresos mensuales en otra cuenta o en una cuenta de ahorro, y sólo tocar ese dinero que vamos ahorrando en caso de emergencia”.

Los ciudadanos que mejor llevan la cuesta de enero son los gallegos, así lo ha señalado el 44,43% de los consultados. Entre los que los distribuyen también en febrero, destacan el 35,01% de los murcianos. Los andaluces son los que lideran la opción de distribuir el gasto entre 3 meses y los madrileños son los que apuestan por un periodo superior a los 3 meses. 

La tarjeta de crédito, ¿otra opción de financiación?

El aplazamiento de pagos con tarjetas de créditos explica que para mucho el problema de pagar las compras de diciembre se extienda a enero y cada vez a más meses. Por eso, la cuesta de enero es para muchos más cuesta aún en febrero en el que se añaden los pagos de las últimas compras navideñas y también las de rebajas. “Aplazar el pago no es negativo, pero siempre que haya fondos para ello, por ejemplo, en diciembre muchos trabajadores disponen de una paga extraordinaria, unos ingresos superiores, que no existen en estos meses en los que hay más desequilibrio entre gastos e ingresos”, explica Antonio Gallardo. 

El 58,49% de los participantes en la encuesta señalan que pagará los gastos de enero con su tarjeta y sin hacer ninguna modificación en su forma de pago. El 27,45% sí que fraccionará los gastos, el 8,34% usará formas de pago especiales como las que ofrecen las tiendas y el 5,72% pedirá un préstamo para enfrentarse a la cuesta de enero. 

Sobre estas formas de pago, el experto financiero de iAhorro.com destaca que el pago con tarjeta es el más cómodo, pero destaca que “si tenemos como forma de pago fraccionar o pagar un porcentaje bajo sobre la deuda es más peligroso si no controlamos lo que pagamos y el ritmo de pago de la deuda. Por ejemplo, si tenemos una deuda de 2.000 euros y tenemos un pago fijo de 200 euros mensuales (que incluye el pago de intereses de esa deuda) estaríamos amortizando la misma en unos 11-12 meses. Pero si añadimos otros 2.000 euros a la deuda, con la misma cuota, el coste de los intereses se dispara y pasaríamos a amortizar el total en más del doble de plazo en 25-26 meses. Y si a su vez vamos añadiendo más deuda podemos ir agravando la situación, cuanto más bajo sea el pago de la deuda, peor. Por lo que debemos tener un control de esta deuda y adecuar nuestra forma de pago a esta cantidad. Frente a esto, fraccionar los pagos o tratar la deuda de forma individual si nos permite tener un control más claro del endeudamiento, la forma de pago y cuando se termina de amortizar la misma. En definitiva, si la Navidad o la ‘vuelta al cole’ nos genera una deuda que hay que pagar, seamos conscientes de la misma y controlemos la forma de pago”.

Pablo Souto insiste en que hay que utilizar las tarjetas con mucho cuidado. “Es mejor usar las tarjetas de crédito para financiar el mes de enero y pagar los gastos de este mes en febrero. Son productos que tienen unos elevados costes (hasta el 25% de interés) y que puede hacer que nuestro nivel de gasto se dispare por tener que devolver elevadas cantidades de dinero. Deben ser un producto de uso de último recurso”, insiste Souto.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).