Los préstamos personales en España continúan entre los más caros de la Unión Europea

Sigue siendo clave analizar y buscar la mejor oferta

Los préstamos personales son el producto de financiación más cíclico de los que ofrecen las entidades financieras. Los precios, el interés, sirven como herramienta para estimular la concesión de préstamos o lo contrario. Esta variación funciona tanto a lo largo del año, con periodos en los que se bajan los intereses para promover el acceso al crédito, como es antes del verano y en Navidad, pero también en el largo plazo. Es decir, que se pueden mantener tipos más elevados para dar menos crédito.

Esto es lo que pasó a España durante la crisis financiera y después de esta. Años en los que los diferenciales con otros países de la Zona Euro, con los mismos tipos de interés, eran muy elevados. El problema es que en estos años el descenso no ha estrechado mucho las diferencias, algo que sí por ejemplo ha conseguido más Portugal y así, aunque el 2019 ha sido mejor que en otros países los datos no invitan al optimismo.

los_prestamos_personales_en_espana_continuan_entre_los_mas_caros_de_la_union_europea

los_prestamos_personales_en_espana_continuan_entre_los_mas_caros_de_la_union_europea

Existen dos razones que confluyen, por un lado que las propias entidades financieras no tienen la necesidad de ofrecer ofertas más agresivas para potenciar su cuota de mercado y en segundo lugar que la situación de mercado, incluso alertada por el Banco de España, lleva a que tampoco sea necesario estimular más el crédito para que este crezca, al menos en las circunstancias actuales. Además, aunque casi toda la cartera de préstamos al consumo se haya renovado desde la crisis las entidades dieron prioridad a un control de la morosidad que a la concesión del crédito, solo en los últimos años se abrió más el mismo pero de forma siempre moderada. Lo vemos en los movimientos estacionales y como cuando lo desean las entidades (mayo-junio o noviembre-diciembre) “calientan” más el mercado con bajadas de tipos captan para luego volver a posiciones parecidas a las iniciales a posterior.
 
Lo estamos viendo en el sobreendeudamiento de muchos consumidores con productos incluso mucho más caros, como son las disposiciones de efectivo o financiación de compra de productos con tarjeta de crédito con tipos que superan el 20%. Lo lógico, es que si crecen las incertidumbres económicas y hay un parón del consumo y del ritmo de crecimiento de petición de nuevo crédito, se vuelva a ser más agresivo y se baje los intereses. Solo si se produce una caída de consumo interno los estímulos que realice el BCE con su política monetaria lleguen más directamente al consumidor con tipos más bajos lo que hace previsible que en el 2020 sea un mercado más activo como efecto de una mayor desaceleración económica.

¿Qué puede pasar en el 2020?

El año que empezamos en breve se antoja complejo incluso en los pronósticos. Si en el verano las señales negativas eran bastante evidentes y muchos pronosticaban una mala evolución a nivel internacional. Estas, sin desaparecer, si parece que se han mitigado o al menos no son tan graves. Con todo ello, el escenario más plausible es el de una desaceleración económica pero no el de una recesión a nivel global.

Lo que si está ocurriendo es que ante este ruido negativo es que se están cambiando muchas decisiones en el ámbito de las economías domésticas, las que piden préstamos personales. Se ahorra más y, por tanto, se consume menos. Este menor consumo puede llevar a que se incentive más la concesión de prestamos como estímulo y conllevaría a una bajada de tipos de interés. El problema es que si este menor consumo coincide con un parón económico con menor creación de empleo (incluso destrucción) y en el caso más extremo subida de la morosidad, el efecto puede ser el contrario, retraer la concesión de préstamos ¿Qué tendencia será más fuerte? Esa es la gran duda y la que marcará el “precio” de los préstamos al consumo que seguirán entre los más caros de la Zona Euro.

 

Lista de artículos más recientes

Tras tres meses de subidas, el euríbor vuelve a caer en junio
Tras tres meses de subidas, el euríbor vuelve a caer en junio

Aunque este mes de junio el euríbor ha bajado en comparación con mayo de 2020, los ciudadanos que revisen su hipoteca este mes pagarán más en los próximos 12 meses. En junio de 2019 el euríbor cerro en el -0,190%, un dato que es un 0,05% más bajo que este

¿Cuáles son los mejores préstamos de julio de 2020?
¿Cuáles son los mejores préstamos de julio de 2020?

¿Quieres darte un capricho en verano, pero no tienes suficiente dinero para ello? Puedes adquirir un préstamo. Para saber cuál te conviene más es recomendable comparar. Entérate con iAhorro de los mejores préstamos de julio.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.