Préstamos con garantía hipotecaria: El pasaporte para conseguir la financiación que necesitas

Casa de Crédito ofrece financiación con la principal condición de disponer como garantía la vivienda actual

Poco a poco han ido surgiendo nuevas formas de financiación que amplían el rango de posibilidades a diferentes perfiles. Una de ellas son los préstamos con garantía hipotecaria. Casa de Crédito, empresa que ofrece financiación alternativa a través de capital privado, usa este modelo en toda España por el que, con la garantía de una propiedad libre de cargas, puedes obtener un préstamo a partir de 20.000 euros.

¿Si no he terminado de pagar mi casa puedo pedir un préstamo con garantía hipotecaria?

Si el capital que te queda pendiente no es muy alto o estás casi al final de tu préstamo hipotecario, Casa de Crédito permite solicitar el dinero restante, siempre y cuando sea empleado para amortizar la deuda de tu primera hipoteca.

Más allá de conseguir la financiación necesaria para una segunda propiedad, los préstamos con garantía hipotecaria tienen otro tipo de ventajas: sirven para personas en listas como ASNEF o RAI, para reunificar deudas o para empresas y autónomos.
Además, al ser un intermediario las opciones serán más flexibles.

prestamos-con-garantia-hipotecaria-el-pasaporte-para-conseguir-la-financiacion-que-necesitas

¿Lo tienes claro? Esto es lo que necesitas para tener tu hipoteca

¡Descúbrelo!

Requisitos y cómo solicitarlo

Si somos aptos, es decir, tenemos una vivienda libre de cargas, somos mayores de edad y disponemos de cierta solvencia económica para poder hacer frente a las cuotas del préstamo, solicitarlo será lo más sencillo, y rápido.

Desde nuestro móvil u ordenador tendremos que rellenar un formulario en su web y después, en menos de 24h contactarán para los siguientes pasos.

Una vez estudiado el caso, proponen una oferta de préstamo detallada y solo quedará hacer la tasación de tu casa actual. Después se procederá a la firma ante notario y ese mismo el dinero ya estará disponible para lo que necesitemos, ya sea reunificar deudas o hacernos con esa casa en la playa que tanto ansiábamos. 

Este tipo de operaciones cada vez son más comunes para sufragar gastos si ya tenemos una vivienda en propiedad, puesto que los requisitos son mucho más bajos y, básicamente, radican en poseer un inmueble.

¡Encuentra tu hipoteca!

Lista de artículos más recientes

Haz tu pregunta


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.