¿Qué necesito para pedir un préstamo online?

Requisitos principales para solicitar un préstamo online


Los motivos para solicitar un préstamo online son múltiples. Por ejemplo, en esta época del año es frecuente que, tras las fiestas navideñas, muchas familias se lo planteen para remontar la temida cuesta de enero. Sea por los motivos que sean, muchas personas se plantean qué tipo de préstamo o crédito solicitar, y hoy en día es muy fácil acceder a cierto tipo de préstamos con pocos requisitos (o, como mínimo, con menos requisitos).

Es necesario conocer algunos conceptos previos para entender los riesgos a los que nos exponemos al solicitar un préstamo. Lo más acertado es conocer previamente qué cifra necesitamos para no pedir prestado más dinero, algo que nos costará más intereses a lo largo del tiempo. Una vez sentadas las bases, y asegurándonos de antemano que podremos afrontar las cuotas pactadas con holgura (algo difícil de calcular en algunos casos), pasemos a enumerar las principales condiciones para solicitar un préstamo online:

  • Ser mayor de edad y residente en España. Esta es una condición universal, aunque no garantiza nada. Tan solo podremos solicitar el préstamo, nada más. Ser residente y disponer de una dirección física real es imprescindible para optar a la financiación.
  • Lógicamente, hemos de tener documentación en regla. Esto significa disponer de el Documento Nacional de Identidad o NIE en vigor, y válido. Esto significa que no esté caducado, ya que si no cumplimos ese requisito, ni los bancos tradicionales ni las entidades crediticias online atenderán la solicitud.
  • Otro requisito importante (en realidad, es imprescindible como los que acompañan) es disponer de una cuenta bancaria. Ser el titular de una cuenta bancaria online te permitirá recibir el importe solicitado (si se aprueba la solicitud) para aquellas entidades que solo operan online. Para otras entidades, basta con disponer de una cuenta corriente tradicional. Cada vez más entidades, eso sí, ofrecen la posibilidad de solicitar préstamos online.
  • Disponer de alguna forma de contacto directo, como el teléfono o un email. O ambos. El email es necesario para recibir el contrato del préstamo, por ejemplo.
  • Demostrar la solvencia. Esto es un punto tan importante como crítico. La solvencia se puede comprobar mediante una solicitud a ASNEF, aunque bien es cierto que existen préstamos que se aprueban a pesar de figurar en el fichero. La mayoría de las veces es necesario mostrar algún tipo de ingreso, como la nómina, la prestación por desempleo u otro tipo de ayuda, como la pensión. Si eres autónomo, lo más probable es que te soliciten copia de la última declaración de la Renta, recibos de autónomos o la última declaración de IVA. Todo ello sirve para calcular tu solvencia.

Es importante recalcar que, antes de solicitar un préstamo, hemos de intentar agotar cualquier otra posibilidad: minimizar nuestras necesidades de endeudamiento. Esto se puede hacer, idealmente, mediante la planificación anterior y la definición de presupuestos domésticos. Sea como sea, si nos vemos en la necesidad de solicitar un préstamo online, lo mejor es consultar nuestras páginas para conocer las mejores ofertas y sus condiciones.