Qué son los alcistas y los bajistas

Los Mercados alcistas suelen durar mucho más tiempo que los Bajistas.

Los Mercados Financieros en general, un índice o un valor en particular pueden estar en tres tipos de tendencias: alcistas, bajistas y laterales o sin tendencia. Teniendo en cuenta que la cotización siempre está fluctuando, formando máximos y mínimos, para identificar la tendencia habrá que fijarse cómo se van sucediendo las crestas y los valles en los gráficos. Si al fijarnos en los mínimos se observa que son cada vez más altos, entonces estamos ante una tendencia alcista. Si, por el contrario, los máximos que se forman en el gráfico son cada vez más bajos, nos encontramos ante una tendencia bajista. Tendencia lateral, que a ningún inversor le gusta, sería cuando los mínimos y máximos quedan siempre a la misma altura.

Bull Market: Alcistas, largos y ... toros

En un Mercado Alcista o Bull Market, los inversores se anticipan comprando valores con el deseo de que aumente su precio para posteriormente venderlos. Es decir: “comprar barato para luego vender caro”. Por lo tanto, este tipo de operativa comienza con una orden de compra y finaliza con una orden de venta. Dicho de otra manera: nos posicionamos en un valor pensando que su tendencia será alcista y a esto se le llama, en la jerga bursátil, ponerse largo en el valor. Al posicionarnos alcistas en un valor lo que hacemos es aumentar la demanda y así se ayuda a que el valor suba.

Las mejores hipotecas de junio de 2019

Aclaro que “largo” no es largo plaz”, no tiene nada que ver, aunque los no iniciados lo suelen confundir e interpretan una recomendación larga de un analista como una permanencia de largo plazo en el valor.

Una curiosidad en este tipo de operaciones es que cuando la tendencia es alcista, se dice que quien está actuando en los Mercados son los toros. Pero ¿por qué se compara la tendencia alcista con un toro? Hay varias teorías. La primera es que el toro, cuando ataca, enviste de abajo hacia arriba con una fuerza descomunal. Otra teoría es la silueta que tiene el toro: su cabeza está por encima del resto del cuerpo y se asemeja a un gráfico alcista.

Bear market: Bajistas, cortos y ... osos

En las tendencias bajistas también se puede ganar dinero en los Mercados Financieros. Siempre oímos decir que cuando la Bolsa baja es que está muy mal y que los inversores están perdiendo dinero. Ahora veremos que no siempre es así. Es verdad que el que se queda pillado en un valor, cuando éste baja, lo que obtiene son pérdidas.

En un Mercado Bajista o Bear Market, los inversores se anticipan a vender los valores con el fin de recomprarlos de nuevo cuando su precio haya descendido lo suficiente. Es decir: “vender caro para luego comprar barato”. Este tipo de operativa comienza con una orden de venta y finaliza con una orden de compra. Se vende un valor por un precio mayor que se compra y la diferencia es el beneficio que obtendremos. Y aquí surge el primer problema: ¿cómo se puede vender algo que no se tiene?

Para llevar a cabo una operación bajista es algo más complicado que si fuera alcista, pero sigue siendo muy parecida a una compra tradicional. Lo primero que debe hacer el inversor es pedir prestados los títulos con los que va a operar y venderlos en el Mercado acto seguido. Es decir, se pone corto en el valor, su previsión es que el valor caiga en el Mercado. (De la misma forma que “largo” no equivale a largo plazo, “corto” tampoco equivale a corto plazo). Para que la operación sea rentable, el valor debe caer en Bolsa para luego recomprarlo más barato que cuando lo vendió y esa diferencia será su ganancia. Seguidamente tendrá que devolver esos títulos a su propietario inicial que actuó de prestamista y, por supuesto, abonarle los intereses pactados por su préstamo. Las órdenes cortas hacen que la oferta aumente y hace que el valor caiga en Bolsa. En vez de hacer una compraventa, se hace una venta-compra.

Este tipo de operaciones también tiene su animal asociado: el oso. ¿Por qué? Pues tampoco está muy claro, le pasa lo que al toro, hay varias teorías. Una dice que como el oso ataca con sus zarpas de arriba hacia abajo (se pone de pie y luego cae) por eso se asocia a los mercados bajistas. Otra viene del dicho “vender la piel antes que el oso”: los antiguos cazadores de osos, debido a la gran demanda que había, vendían la piel antes de haber cazado al animal. También se dice que es debido a la silueta del propio animal pues semeja un gráfico bajista. En fin, cuando la Bolsa cae se dice que los dueños son los osos.

Las operaciones cortas, en periodos prolongados de descensos, llenan páginas de periódicos debido a las decisiones prohibitivas que toman los dirigentes con el fin de frenar la sangría. Este tipo de prohibiciones son eficientes los primeros dos o tres días, después ya no tienen sentido y esta opinión no es mía, está demostrado por la experiencia. La única forma de impedir que la Bolsa caiga es prohibir que cierre por debajo del día anterior.

Las posiciones cortas dan liquidez al Mercado, ajustan los precios y evitan, en lo posible, las burbujas. Al ponerse en venta los valores, aumenta la oferta, pero también es verdad que cuando tienen que recomprarlos, aumenta la demanda y hace que la Bolsa suba.

Discrepancias entre ambos mercados 

Los toros y los osos se encuentran en una lucha constante llevando al inversor hacia el optimismo o hacia el pesimismo dependiendo del animal que vaya ganando la batalla.

Los Mercados alcistas suelen durar mucho más tiempo que los Bajistas. Y aquí, de nuevo, el dicho popular de que “la Bolsa sube por la escalera y baja por el ascensor” corrobora la realidad. Tanto es así, que el desarrollo de una tendencia alcista es más progresivo, mientras que el bajista lo hace de una forma más agresiva y descontrolada. Esto hace que el control de las operaciones largas sea algo más sencillo que el dominio de las reacciones en las posiciones cortas.

En España, las SOCIMI datan del 2009

Qué es una SOCIMI y para qué sirven

El control psicológico de los sentimientos en ambos casos es imprescindible: cuando son los toros los que van ganando el encuentro es primordial controlar la euforia. Por el contrario, cuando son los osos los que marcan la pauta es vital controlar el pánico.

En lo que a especulación se refiere, los Mercados Bajistas son los reyes en comparación con los Alcistas.

El inversor doméstico siempre se ha sentido más cómodo comprando barato para luego intentar vender más caro, es más, a cualquiera que se le pregunte dirá que ese es el sentido lógico de la inversión en los Mercados Financieros.

Sobre el autor del artículo.

Trader Independiente. Comprometido con la Educación Financiera. Colaborador en www.laopiniondezamora.es y en www.rankia.com

Más artículos del autor.

¿Qué vale más, el tiempo o el dinero?

¿Qué vale más, el tiempo o el dinero?

¿Cómo se interpreta la Prima de Riesgo y por qué ya no se habla tanto de ella?

¿Cómo se interpreta la Prima de Riesgo y por qué ya ...

Qué son los alcistas y los bajistas

Qué son los alcistas y los bajistas

Qué es el Ebitda y para qué sirve

Qué es el Ebitda y para qué sirve