¿Qué tipos de hipotecas hay?

Tipos de interés y destino la principal clasificación

Si nos atenemos a su definición, una hipoteca no deja de ser un derecho real de garantía en caso de pago, en concreto a solicitar la venta del inmueble como primera garantía para pagar las cantidades adeudadas.

Pero en realidad lo que denominamos hipoteca es el préstamo con garantía hipotecaria, que como su propio nombre indica no deja de ser un préstamo con esta garantía especial, la que le confiere que su destino principal sea financiar la propia compra de la vivienda.

Tipos de hipotecas por tipo de interés

Un producto tan usual genera una amplia oferta con características distintas. Estas son las que a su vez definen los distintos tipos de hipoteca. Se pueden clasificar por diferentes formas, pero por su trascendencia, la más usual e importante es por tipos de interés.

Así nos encontramos con estos tres grandes grupos:

Hipotecas fijas: Si el tipo de interés no varía durante toda la vida del préstamo.

Hipotecas variables: Si el tipo de interés varía, más allá de un plazo inicial que no suele ser mayor de 12-18 meses. En este caso el tipo de interés se calcula como la suma a un tipo de interés de referencia, que es el que varía a lo largo del tiempo (el Euribor a 12 meses es el principal) un diferencial. La revisión más común se produce anualmente, aunque en algunos productos se acorta a los seis meses.

Hipotecas mixtas: Combinan ambas. Los primeros años, cuando la entidad financiera puede estimar mejor la evolución de los intereses, es a tipo fijo. En una hipoteca a 25-30 años normalmente los 5-10 primeros años. Y el resto es una hipoteca a tipo variable.

El objeto de la hipoteca

Aunque la clasificación por tipo de interés es la más importante, también es muy relevante según sea el objeto de la hipoteca, ya que sus características son muy diferentes.
Así tenemos principalmente las hipotecas para primera vivienda o residencia habitual y las de segunda residencia. Como hemos señalado las diferencias son claras:

Hipotecas para primera vivienda: El porcentaje que se financia sobre el valor de la vivienda es mayor (lo normal es que un 80% pero las hay superiores), sus plazos son más largos (25-30 años) y el tipo de interés más reducido.

Hipotecas para segunda vivienda: Por el contrario, para este tipo de compras el porcentaje que se financia es inferior, por lo general entre un 60%-70% del valor del inmueble por lo que hay que realizar un aporte económico mayor. También los plazos son más cortos, es raro encontrar hipotecas de más de 20 años y los tipos de interés en muchos casos son más elevados.

Conocer las diferencias entre hipotecas es fundamental a la hora de buscar aquella que por sus características se amolden más a tus necesidades.

Lista de artículos más recientes

Tras tres meses de subidas, el euríbor vuelve a caer en junio
Tras tres meses de subidas, el euríbor vuelve a caer en junio

Aunque este mes de junio el euríbor ha bajado en comparación con mayo de 2020, los ciudadanos que revisen su hipoteca este mes pagarán más en los próximos 12 meses. En junio de 2019 el euríbor cerro en el -0,190%, un dato que es un 0,05% más bajo que este

¿Cuáles son los mejores préstamos de julio de 2020?
¿Cuáles son los mejores préstamos de julio de 2020?

¿Quieres darte un capricho en verano, pero no tienes suficiente dinero para ello? Puedes adquirir un préstamo. Para saber cuál te conviene más es recomendable comparar. Entérate con iAhorro de los mejores préstamos de julio.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.

Últimas preguntas


Anónimo

Anónimo

Pregunta

Qué tipos de crédito hay?

hace 5 meses

1

Respondido