Categoría |

Artículo sobre actualidad económica


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Qué ventajas fiscales tiene comprar un inmueble de la Sareb

La Sareb nació para desinvertir los bienes transferidos de las antiguas cajas de ahorro y contribuir a la recuperación de la economía.


Pisos más baratos y que pagan menos impuestos. Estas son las dos grandes ventajas de comprar un piso que pertenece a la Sareb. La Sareb es conocida popularmente como ‘banco malo’, pero en realidad es una sociedad de liquidación con la misión de gestionar y comercializar los activos procedentes de las entidades que recibieron ayuda pública. 

Desde la Sareb destacan que no son una entidad financiera porque no tienen ficha bancaria, y por tanto no conceden hipotecas, ni operan como un banco. “Nuestro cometido es la venta de los activos procedentes de las entidades que recibieron ayuda financiera”, apuntan.

En muchos países, como EEUU, Alemania, Irlanda o Suecia, existen o han existido sociedades de liquidación como Sareb, dedicadas a gestionar los activos más problemáticos de la banca. Por eso, a este modelo de gestión se le ha llamado en inglés 'bad bank', sin que implique que estas entidades sean un banco ni que todos los activos recibidos sean malos. Así ocurre con Sareb, que nació para desinvertir los bienes transferidos de las antiguas cajas de ahorro y contribuir a la recuperación de la economía.
 

Viviendas nuevas y de segunda mano 

Entre los activos de la Sareb podemos encontrar desde promociones enteras nuevas que se construyeron durante la burbuja inmobiliaria hasta viviendas de segunda mano que se encontraban en los balances de algunas de las entidades que fueran rescatas durante la crisis. El papel de la Sareb consiste en vender estos inmuebles para recuperar por lo menos la inversión inicial, esto hace que su precio sea más barato que si lo comercializara un particular. 

Si algún particular está interesado en alguno de los pisos de la Sareb puede presentar una oferta. La entidad dueña de este inmueble estudiará la oferta y podrá aceptarla o denegarla. 

 

Viviendas exentas del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados 


Todos los ciudadanos que compren una de estas viviendas no tendrán que pagar el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. Esto se debe a que la concesión de un préstamo hipotecario es un negocio jurídico distinto de la propia compraventa, que tributa aisladamente. 

El comprador si que deberá pagar los impuestos, los gastos de notaria y registro de la tasación. El vendedor, en este caso la entidad propietaria del inmueble deberá abonar los gastos de cancelación de la hipoteca si la tuviere, así como de la plusvalía municipal. 

Otra de las ventajas de estos pisos tiene que ver con la financiación. Mientras la mayoría de las entidades financian solo el 80% del valor del inmueble o de la tasación, en el caso de ser un piso de la Sareb la financiación llega hasta el 100% de su valor. Las entidades prefieren deshacerse de estos pisos por lo que mejoran su financiación para poner las cosas más fáciles a los futuros clientes.