Requisitos para el aplazamiento de una hipoteca

Antonio Martin I



Cuando existen situaciones de inestabilidad en la economía familiar, uno de los pagos a los que con más dificultad nos tenemos que enfrentar es al pago de la cuota de la hipoteca. Esto podría tener un alivio temporal si solicitamos un aplazamiento para nuestra hipoteca.

El aplazamiento nos permite postergar las cuotas de la hipoteca, de hasta un máximo de 500 euros durante tres años. Para poder beneficiarse de este aplazamiento debemos de cumplir algunos de los siguientes requisitos, entre los que se encuentran:

  • Ser trabajador por cuenta ajena y estar en paro  o haber perdido el puesto de trabajo antes del 1 de enero de 2010.

  • Ser autónomo y haber cesado la actividad debido a deudas o pérdidas que reduzcan hasta tres veces el Indicador Público de Efectos de Renta Múltiple (IPREM) que está situado en los 516 euros.

  • Ser pensionista de viudedad y tener cargas familiares.


También nuestra hipoteca debe cumplir con algunas condiciones. Por ejemplo, debe de estar suscrita antes del 1 de septiembre de 2008, que su cuantía no supere los 170.000 euros y haber sido registrado para la primera vivienda o vivienda habitual.

Si cumplimos todos los requisitos, entonces podremos solicitar un aplazamiento para nuestra hipoteca que no podrá ser más de 500 euros al mes, durante tres años. Durante los dos primeros años se podrá dejar de pagar el préstamo hipotecario, para en el tercero empezar a pagar la cantidad aplazada mediante un prorrateo repartido en mensualidades.

Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura. Somos líderes en el sector y negociamos con las principales entidades bancarias para conseguir las mejores ofertas y poder ofrecerte nuestros servicios de manera totalmente gratuita y sin compromiso.