Todo lo que debes saber de las cláusulas suelo: ¿Qué son y cómo reclamarlas?

Si sospechas que tu hipoteca tiene cláusula suelo debes saber cómo reclamarla


Las cláusulas suelo son un límite mínimo de interés fijado por las entidades bancarias en sus préstamos hipotecarios. Este mínimo perjudica a los clientes y beneficia a la entidad bancaria ya que el cliente no estará sujeto a las variaciones del euríbor, por lo tanto, si los tipos de interés bajan o el interés es negativo no se podrá beneficiar de ello en su cuota mensual. El euríbor sube en noviembre por octavo mes consecutivo y marca su máximo anual.  En algunas ocasiones las cláusulas suelo pueden incluir una cláusula techo, la cual establece un límite máximo como contraprestación a cambio de que el deudor acepte la cláusula suelo. 

¿Por qué son ilegales?: Las fases de un largo conflicto

•    9 de mayo de 2013
La asociación ADICAE presentó una macrosentencia impulsada por 15.000 afectados de las cláusulas suelo ante el Tribunal Supremo español. Este dictaminó que era ilegales el 9 de mayo de 2013 ya que tenía un “carácter abusivo” y “no eran compresibles para el consumidor”. En consecuencia, declaró que las entidades bancarias debían devolver las cantidades cobradas por los bancos desde la fecha de la sentencia, pero negó la retroactividad total desde la constitución de los préstamos hipotecarios. 


•    26 de octubre de 2015
Dos años después, la Comisión Europea se posicionó a favor de la retroactividad total y consideró que los bancos debían devolver el total del importe ilegal cobrado desde la firma de las hipotecas. 


    21 de diciembre de 2016
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea corrigió al Supremo Español tres años después y declaró que las cajas de ahorro y los bancos están obligados a devolver el total del importe cobrado ilegalmente desde la firma el préstamo hipotecario y no únicamente desde el 9 mayo de 2013. 
En ese momento, la factura para el sector financiero español se estimó entre 3.000 y 5.000 millones de euros. 


•    20 de enero de 2017
El Gobierno puso en marcha un mecanismo extrajudicial para que los afectados pudieran reclamar y cobrar en efecto su dinero correspondiente por las cláusulas suelo. 
Bankia abonó casi 170 millones de euros a 34.000 clientes sólo en 2017. 


•    31 de agosto de 2018
Último balance del mecanismo extrajudicial. Hasta ese momento los bancos devolvieron 2.292 millones de euros (4.439 euros de media). El 68,7% de las solicitudes, unos 517.505 casos, fueron estimadas por las entidades y el 93% finalizaron con un acuerdo entre las partes. Sin embargo, los bancos rechazaron devolver el dinero en 226.148 casos, el 29,9%, justificando que las cláusulas suelo de esos contratos no se encontraban ocultas. El cliente tendrá que recurrir por vía judicial. 


•    30 de septiembre de 2018
Los juzgados especializados en cláusulas suelo se colapsan, los afectados acuden a los juzgados con más de 305.000 demandas por todo tipo de requisitos considerados abusivos: cláusulas suelo, cláusulas de vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipotecas, hipotecas multidivisa…


•    23 de noviembre de 2018
Finalmente, el 23 de noviembre de 2018, la Audiencia Provincial de Madrid dio la razón a la macrodemanda impulsada por la asociación ADICAE que representa a más de 9.000 perjudicados y anuló completamente estas cláusulas ordenando la devolución de todo lo cobrado más intereses. Tras ocho años, esta batalla concluye con una victoria histórica frente al mayor fraude de la banca española en los últimos 50 años. 

Han acudido a reclamar ante los tribunales otros 305.000 afectados además las cantidades cobradas indebidamente en otras condiciones hipotecarias de los contratos consideradas abusivas. 

Cómo saber si mi hipoteca tiene cláusula suelo 

La cláusula suelo esta incluida en los contratos hipotecarios a tipo variable. Para encontrarla hay que revisar la escritura del préstamo hipotecario, la cual no hay que confundirla con las escrituras de la compra venta. 

Debemos fijarnos en la cláusula “Tercera Bis” del préstamo. No encontramos la palabra “cláusula suelo” como tal, se suele esconder con otras denominaciones como: “Límites a la aplicación del interés variable”, “Límite de la variabilidad”, “Tipo de interés variable”, “Tipo de interés mínimo”, “Límite al tipo de interés” o cualquier expresión que signifique que el tipo de interés no podrá ser inferior a X por ciento nominal anual. Además, si tus cuotas mensuales no han variado en mucho tiempo, no te has beneficiado de la caída del euríbor, lo más probable es que tengas cláusula suelo. 


Si la hipoteca a parte de tener cláusula suelo tiene una cláusula techo, veremos alguna expresión que signifique que el tipo de interés no podrá ser en ningún caso superior a X (techo), ni inferior a “Y” (suelo). 
Otra forma de reconocer que nuestro contrato tiene cláusula suelo es mirando el último recibo mensual del préstamo, donde viene detallado el tipo de interés que se aplica a tu contrato. Si este supera el valor del euríbor más el diferencial que tengas contratado, es que tu hipoteca tiene cláusula suelo. 

¿Cómo reclamo la cláusula suelo?

El importe que las entidades bancarias deben devolverte si tienes cláusula suelo debe ser reclamado. Desde la publicación del Real Decreto-Ley 1/2017 esta demanda se puede solicitar con un acuerdo extrajudical.

Lo primero que debemos hacer es acudir a nuestra entidad bancaria y solicitar los formularios que deben tener a disposición del cliente para exigir el importe por la cláusula suelo. Una vez entregado el formulario el banco dispondrá de tres meses para comunicarte si han aceptado tu solicitud o para que le rechace la reclamación. En el primer caso, el más favorable, la entidad deberá devolver en tres meses el dinero cobrado ilegalmente más interés. Sin embargo, si se da el segundo caso se deberá recurrir a la vía judicial. 

Para interponer la demanda judicialmente ante el Banco de España es necesario disponer de los documentos que acrediten la aplicación de la cláusula suelo, la escritura del préstamo hipotecario y haber intentado la reclamación previamente con la entidad. 

También será necesario contratar a un Letrado y un Procurador que serán los profesionales que se encarguen de toda la gestión del procedimiento. Lo más recomendable es contratar además a un abogado que conozca la forma más eficaz de recuperar las cantidades por cláusulas suelo. ¿Cuánto me puede costar la reclamación del impuesto de las hipotecas? Una vez interpuesta la demanda, los plazos de resolución rondan de un año a año y medio, sin contar con una eventual apelación, que podría alargar el procedimiento hasta los tres años.