Actualidad económica >

Ventajas e inconvenientes de comprar una casa con bitcoins

¿Cómo se compra una casa con bitcoins?

image backgorund Ventajas e inconvenientes de comprar una casa con bitcoins

¿Comprar una vivienda con bitcoins? Es posible, aunque en realidad es una operación rara, por lo escasa. Es posible comprar una vivienda con bitcoins de la misma manera que lo haríamos con euros o con otra divisa, pero hay una serie de aspectos a tener muy en cuenta si nos atrevemos a dar ese paso.

En primer lugar, siempre hay que tener en cuenta la volatilidad de la moneda virtual. Lo que hoy puede cambiarse por alrededor de 9.700 dólares (valor aproximado en el momento de escribir este artículo), mañana podría valer 8.000 dólares, o 12.000, o cualquier valor.

De hecho, tras el pico máximo en diciembre de 2017, sobrepasando los 19.800 dólares por bitcoin, comenzó su caída abrupta para comenzar febrero por debajo de los 6.000 euros el bitcoin, menos de un tercio de lo cotizado a finales del año pasado.

Ahora, parece que la cibermoneda vuelve a recuperar terreno a un ritmo más lento, pero ¿quién puede asegurar que siga creciendo? Por si fuera poco, la demora entre que se solicita una venta y esta se hace efectiva nos asegura que el valor que recibamos al término de la operación va a ser distinto al valor que tenía la moneda en el momento de dar la orden.

Como te puedes imaginar, comenzamos por la parte menos ventajosa. En la idea de comprar una vivienda con bitcoins debemos poner en lugar preferente su volatilidad. Debemos pensar que puede que en el momento de la compra se haya devaluado tanto que no sea suficiente, o a la inversa, que se haya revalorizado tanto que debamos pagar impuestos por incremento del patrimonio.

Esto sería responsabilidad o problema del vendedor, lógicamente. Visto así, parece que lo que estamos diciendo es que comprar una vivienda con bitcoins es una locura. ¿Es así?

¿Cómo se compra una casa con bitcoins?

Se compra como con cualquier otra moneda. Esa es la realidad. La única diferencia es que hay que acordar con el vendedor un precio cerrado en bitcoins. El resto es idéntico, ya que hay que documentar la operación en euros frente a la Agencia Tributaria.

Es así para evitar el blanqueo de dinero, como te puedes imaginar. Lo demás es idéntico, como decíamos, ya que el notario hará constar en la escritura el precio pagado en euros. La entrega de bitcoins de comprador a vendedor se hace ante este notario, que dará fe de que se convierten en moneda de curso legal.

Como comenzamos el artículo por la parte menos ventajosa, ya te estarás imaginando los inconvenientes de comprar la casa con bitcoins. Ya los hemos esbozado, pero hay más aspectos a tener en cuenta. Primero, el valor de los bitcoins puede depreciarse o revalorizarse durante la transacción.

Segundo, hay que pagar impuestos a Hacienda (aunque la operación en bitcoins no lleva IVA) y, en general, cumplir con todas las obligaciones fiscales a la hora de comprar vivienda. Tercero, el vendedor se arriesga a una posible depreciación de la moneda, pero también a su revalorización. En ese caso, el vendedor deberá pagar impuestos correspondientes al aumento del patrimonio.

Resumiendo: no es una locura comprar casas con bitcoins. Es diferente, algo más complicado si el vendedor tiene sus dudas a la hora de aceptar esta moneda por su posible depreciación), o si manifiesta reparos en tener que pagar impuestos por incremento de patrimonio si sigue ganando valor.



 

Sobre el autor del artículo.


Creando contenidos para empresas en Internet desde 2007. Soy copywriter y redactor SEO profesional y colaboro con iAhorro en el área de finanzas personales y ahorro doméstico.Creo que contar con una comunidad como la que ofrece iAhorro es un apoyo muy importante para las familias y para cualquiera ...

Más artículos suyos:
· MÁSMÓVIL presenta una rebaja temporal para la Tarifa del Pueblo.
· Orange recoge el guante y acaba de anunciar su despliegue 4G.
· ¿Cómo funciona la banca digital?.
· Cómo gestionar un traslado de fibra óptica de domicilio y no morir en el intento.

Posts Relacionados