10 preguntas y respuestas sobre créditos personales

¿Puedo obtener un crédito de una entidad en España si estoy en el extranjero?

créditos personales


Un crédito personal es aquél que nos concede una entidad bancaria o empresa de capital privado mediante el cual podemos disfrutar de cierta cantidad de dinero que posteriormente tendremos que devolver con intereses y a plazos.
A día de hoy, son muchas las personas que ya han accedido a algún tipo de crédito, ya sea para comprar su coche, financiar un viaje o pagar deudas atrasadas o imprevistas.
Por esta razón es importante conocer qué crédito estamos buscando y a qué debemos atenernos al pedir uno. Éstas son algunas de las preguntas que se han respondido en nuestra comunidad de iahorradores y que pueden servirte de ayuda si piensas pedir un crédito personal.

¿Puedo obtener un crédito de una entidad en España si estoy en el extranjero?


La respuesta es que, si nuestra residencia fiscal está establecida en otro país, un banco en España no va a concedernos un crédito. Ser residente en España es uno de los requisitos indispensables para acceder a este tipo de préstamos.

¿Me concederán un crédito si no tengo un contrato indefinido?


A la hora de conceder un crédito, las entidades se van a fijar en la situación económica del solicitante y su comportamiento respecto a los pagos anteriores.
Tener un contrato indefinido siempre va a facilitar la obtención de un crédito, pero no constituye un requisito indispensable. Si el resto de tus condiciones son buenas –por ejemplo, tienes ingresos estables y no tienes retrasos en pagos ni estás incluido en listas de morosidad como ASNEF-, el tipo de contrato no tiene por qué ser un inconveniente.

Soy el avalista de un solicitante de crédito. ¿Pueden quitarme la casa?


Al pedir un crédito de cantidades importantes, muchas entidades exigen la presencia de un avalista que actúe como garantía en caso de impago.
Si la persona de la que somos avalistas deja de pagar el préstamo, tendremos que responder nosotros por él, y esto no incluye solo dinero sino también todos los bienes presentes y futuros, incluyendo la casa. Por esta razón, ser avalista constituye una operación con un riesgo elevado.

Quiero pedir un crédito y no tengo avalista. ¿Me lo concederán?


Como ya hemos visto, muchas entidades nos van a pedir un avalista para concedernos un crédito, sobre todo si estamos hablando de cantidades elevadas.
Sin embargo, si no tenemos aval, podemos acceder los créditos rápidos de menos de 6.000 euros, que poseen unos requisitos menores para su concesión y quizás nos la den sin avalista. Eso sí, es muy probable que, a cambio, os intereses a la hora de devolverlo sean mucho mayores.

Necesito dinero rápido: ¿prestamistas privados?


Muchos usuarios expresan su necesidad de dinero de forma urgente y preguntan por la forma más rápida de conseguirlo.
El consejo de los expertos de la comunidad de iahorradores es evitar siempre que sea posible a las empresas de préstamos privados. Aunque pidan menos requisitos que una entidad bancaria, los intereses que requieren son elevadísimos y, si no los devolvemos a tiempo, pueden terminar siendo un problema mayor que el inicial. Ante la duda, lo mejor es elegir siempre un préstamo con un banco, que también ofrecen créditos rápidos.

Soy autónomo y quiero financiar mi negocio ¿Cuál es el mejor crédito para mí?


Un autónomo que está comenzando con su negocio significa un riesgo muy elevado para un banco, a no ser que sus ingresos sean muy altos. Aun así, existen formas de financiar un negocio que esté empezando.
La mejor opción en este caso es buscar aquellos créditos que estén avalados por la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR), que se encarga de asegurar las mejores condiciones de crédito para pequeñas y medianas empresas.
Otro lugar donde buscar nuestro crédito es entre la oferta del Instituto del Crédito Oficial (ICO) para emprendedores y empresas.

¿Qué es una reunificación de deudas?


Si tenemos deudas acumuladas, podemos acceder a la opción de unir todas ellas junto a nuestra hipoteca: de esta forma, tendremos como resultado un único pago mensual reducido, pero que tendremos que abonar durante más tiempo.
Por esta razón, además de las comisiones que se derivan de la operación, seguramente acabemos pagando una deuda mayor.

¿Necesito una hipoteca para reunificar deudas?


Si queremos reunificar deudas pero no tenemos hipoteca, la operación se complica mucho más y pocos bancos, por no decir ninguno, nos la van a ofrecer, sobre todo si nuestra deuda es con otra entidad.

¿Son de fiar las plataformas p2p?


Las plataformas p2p son aquellas que actúan como meras intermediarias entre prestamistas y solicitantes de crédito encontrados a través de ellas.
Hay que tener en cuenta que, al ofrecer nuestro dinero, estas empresas no se hacen cargo de los posibles impagos. Eso sí, realizan un análisis de riesgo de casa solicitante de crédito y está en nuestra mano elegir a los que tengan un riesgo mayor o menor.
Por otra parte, estas empresas tienen que pertenecer a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros, por lo que están reguladas y no suponen un peligro en este ámbito.

¿Podré acceder a un crédito si tengo menos de 20 años?


Por lo general, uno de los requisitos de los bancos para acceder a financiar un crédito es que el solicitante haya cumplido al menos los 20 años, independientemente de que una persona menor de esa edad pueda tener una situación económica envidiable.
Aun así, podemos encontrar alternativas que sí nos lo permiten, como una de las citadas plataformas p2p, Comunitae.