¿Qué préstamos podemos solicitar si queremos financiar un vehículo eléctrico?

El futuro ya está aquí


Ciudades como Madrid o Barcelona han sufrido en los últimos meses altos índices de polución, lo que llevó a activar protocolos de contaminación por exceso de dióxido de nitrógeno. Estos niveles consiguieron reducirse con medidas como la restricción del tráfico, por ejemplo. En este sentido, para cuidar el medio ambiente existen alternativas a los tradicionales coches de gasolina y diésel tales como los coches eléctricos o los híbridos.

Los datos de ventas de vehículos eléctricos de junio de 2017 obtenidos por Movilidad Eléctrica reflejan un incremento de las adquisiciones de estos medios de transporte del 35%. También se ha producido un incremento en la producción de estos vehículos - pasando de los 2.792 coches en 2013 a los 9.257 en 2016 - según los datos que se pueden extraer del informe anual realizado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones (ANFAC). Un porcentaje de producción notable que deja entrever la tendencia: de hecho la Agencia Internacional de la Energía estima que para el año 2020 habrá 20 millones de vehículos eléctricos en el mundo.

El futuro ya está aquí


Se habla de que los coches eléctricos son el futuro y lo cierto es que ya forman parte del presente. Este tipo de automóviles funcionan gracias a la energía eléctrica que almacenan en la batería que se recarga enchufándola a la corriente. No producen emisiones de gases tóxicos a la atmósfera, permitiéndonos cuidar del medio ambiente, y sobresalen por su eficiencia energética. Asimismo, cabe destacar la rápida respuesta de su motor: este puede pasar de 0 a 100 km en escasos segundos.

En cuanto a los costes, este tipo de vehículos están exentos del coste de matriculación, pueden aparcar de manera gratuita y su mantenimiento tiene un bajo precio: según el portal Corriente Eléctrica de Renault se estima que es un 42% menor respecto a un coche tradicional. El importe de compra de estos vehículos es más elevado que el de un coche al uso – aunque con el tiempo se están volviendo más asequibles - pero a la larga supone una inversión rentable ya que podrás ahorrarte gastos como los relacionados con el aceite del motor, entre otros.

¿Cómo financiar un coche eléctrico?


En la actualidad existen diferentes entidades concienciadas con el cambio climático que ofrecen distintas opciones para financiar la compra de un vehículo de este tipo.

Bajo el lema "Tu karma en positivo", Bigbank ha puesto a disposición de sus clientes el Préstamo Verde con el fin de dar acceso a la financiación de estos automóviles. Mediante este préstamo se pueden conseguir desde 2.000€ hasta 15.000€ a devolver en un periodo comprendido entre los 12 y los 72 meses. El importe que se solicite se puede utilizar para adquirir un vehículo 100% eléctrico o uno híbrido, a un tipo de interés del 3,99% (4,06%TAE) y 5,95% (6,11%TAE), respectivamente. Las ventajas del Préstamo Verde residen en su rápida concesión, en no tener asociada una comisión de apertura y en la flexibilidad a la hora de hacer la devolución. Además, no es necesario cambiar de banco para solicitarlo.

Otra forma de costear un vehículo eléctrico es el Crédito Sostenible de la entidad española Bankia. Permite obtener hasta 60.000€ y tiene un plazo de devolución de hasta 96 meses, es decir, 8 años. El tipo de interés medio es del 6%TIN y la TAE del 6,17% y está exento de comisión de apertura. A través de este crédito, Bankia da la posibilidad de elegir el día del mes en el que prefieres abonar la cuota.

Kutxabank cuenta con el Préstamo Verde que proporciona financiación para adquirir un coche eléctrico. Se puede solicitar hasta el 100% del importe y se dispone de hasta 7 años para amortizar el importe del préstamo. Presenta una cuota fija sin variaciones y permite elegir libremente el día que queremos hacer el pago de la cuota.