Productos financieros >

5 seguros que un autónomo debe conocer

Seguro de Responsabilidad Civil



La contratación de ciertas coberturas permite a los autónomos enfrentarse de una forma más segura ante cualquier incidente, como un accidente, una enfermedad u otro tipo de imprevistos. Estas situaciones que, para este tipo de trabajadores, altera en exceso sus ingresos, puede ser aún peor si, además, conlleva la fuga de clientes con destino la competencia.

No debemos olvidar tampoco que los trabajadores por cuenta propia cuentan con menos coberturas sanitarias si no contratan pólizas privadas. Por ello, es muy importante que los seguros que contratan contemplen todos aquellos supuestos que la Seguridad Social no cubre. Entre todos los seguros que puede contratar un emprendedor autónomo, estos son los que más ventajas aportan ante los imprevistos anteriormente mencionados.

Seguro de Responsabilidad Civil


Se trata del seguro más importante para un autónomo, ya que permite hacer frente a cualquier daño ocasionado a los clientes, tanto personales como materiales y las consecuencias y perjuicios que de ellos se deriven.

La contratación de este seguro supone una garantía para el profesional y para los clientes que contratan sus servicios. Además, omitir este seguro acarrea para el trabajador un serio problema en caso de negligencia pues éste tendría que responder con su patrimonio si el juez dicta una sentencia en firme.

Seguro de incapacidad temporal


Una enfermedad o un accidente pueden provocar la baja durante un largo periodo de tiempo de una persona. Gracias a este seguro, ante una de estas situaciones, el autónomo se garantiza una cantidad de dinero al día que varía en función de su actividad laboral y del capital que se ha asegurado.

Esta garantía es la más contratada por los profesionales y cubre los casos de enfermedad común o laboral, así como cualquier tipo de accidente, tanto laboral como no laboral.

Seguro de protección de pagos


La inestabilidad laboral de los autónomos provoca que el mismo síntoma en el nivel de ingresos, pudiendo encadenar varios meses en negativo. Este hecho repercute de mala manera tanto en la economía de la empresa como en la familiar, muy ligadas en estos casos. Gracias a este seguro de protección, en casos de desempleo o baja laboral temporal, es posible garantizar el pago de las diferentes cuotas mensuales a las que debe hacer frente este tipo de profesionales, como por ejemplo la del crédito hipotecario.

Seguro de vida


Esta póliza permite a los familiares recibir el valor asegurado en caso de fallecimiento del autónomo. Las primas, en este caso, varían en función de la edad a la que fallezca el trabajador y la actividad laboral que ha estado desarrollando.

La importancia de este seguro reside en que no se deja ningún tipo de deuda a los familiares, respecto a la actividad laboral del autónomo, permitiéndoles mantener el nivel de vida. Además, suele cubrir todos los casos de muerte y en ciertos casos, incluso, la incapacidad temporal.

Seguro médico


Como hemos mencionado antes, contratar un seguro médico privado permite a los autónomos complementar las coberturas sanitarias con las que cuentan. Contar con atención de urgencias las 24 horas del día, el reembolso de gastos médicos o el acceso a tratamientos especiales supone un gran beneficio para estos trabajadores en caso de accidente laboral, enfermedad o incluso por el cese de su actividad.

Otros seguros


Además de estos cinco seguros que debe conocer un trabajador por cuenta propia antes de iniciar su aventura laboral, resulta útil añadir el seguro de invalidez que debe estar reconocido por la Seguridad Social y que cubre la incapacidad temporal y absoluta de un profesional como consecuencia de su actividad; por su parte, el seguro de jubilación sirve para complementar la paga que recibirán los autónomos al finalizar su periodo laboral y que tiende a ser bajo debido una escasa cotización durante los primeros años.

Contemplar todos los supuestos antes de emprender y contratar los seguros más adecuados ayuda a los autónomos a mejorar las coberturas con las que cuentan y evitar sobresaltos ante imprevistos, accidentes o enfermedades.


 

Sobre el autor del artículo.