A favor y en contra de un depósito

Plazos flexibles:

Un depósito tiene ventajas e inconvenientes, que por sus características debe tener en cuenta:

VENTAJAS

  • Seguridad: El capital está asegurado, y si cumple el plazo estipulado en el contrato, percibirá los intereses que allí se reflejen.

  • Plazos flexibles: Existe una gama de depósitos muy amplia y variada en la que elegir el plazo que más convenga, desde un día incluso hasta cinco años. Si tenemos en cuenta el tiempo en el que no necesitemos disponer el dinero, podemos con facilidad elegir el plazo más adecuado.

  • Rentabilidad garantizada: Si no cancelamos el depósito sabemos cuánto vamos a ganar, sin ningún sobresalto.


DESVENTAJAS

  • Liquidez: El depósito o la imposición a plazo fijo por definición, son productos en los que no se puede disponer del dinero hasta su finalización, aunque en la práctica si se puede disponer (con excepción de los depósitos en especie) pagando una comisión que en el peor de los casos puede alcanzar a la totalidad de los intereses pagados.


También existen depósitos sin penalización ninguna y por tanto más interesantes para el consumidor, en el fondo estos productos aun teniendo “forma”  de depósito se asemejan más a una cuenta remunerada.

  • Rentabilidad: El binomio rentabilidad-riesgo se cumple en este tipo de productos, así al no perder capital la rentabilidad es menor que otros productos de riesgo como los fondos de inversión o incluso la renta fija.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Depósitos?

Los depósitos son la opción más tradicional y conservadora para rentabilizar los ahorros. Es un producto sencillo que iAhorro te ayuda a elegir para conseguir tus objetivos financieros. La característica más destacada son los intereses que ofrece pero hay otras variables que pueden influir en la elección.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.