Abrumante aumento de la morosidad en el banco malo

¿Qué es el banco malo?



¿Qué es el banco malo?


Es la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), es una sociedad anónima, y no una entidad bancaria, que tiene como objetivo la gestión efectiva de los activos que han sido transferidos por las entidades que han sido reestructuradas o están en proceso de ella. La cual está constituida en un 55% de capital privado y el resto por capital público procedente del FROB. Si queremos adquirir los pisos de bancos que ahora están en propiedad de Sareb existen hipotecas especiales para ello.

Con un plazo de 15 años para proceder a la desinversión de los activos, su objetivo es obtener la mayor rentabilidad.

En menos de un año el índice de morosidad del “banco malo” se ha elevado un 77,7%, aumentando en 12.821 millones de euros dejando la cuantía de la deuda en 29.305 millones de euros.

A finales de 2012 y principio de 2013 a cambio de rescatar a las entidades en peligro recibieron un volumen de créditos, por un valor neto habiendo descontado el precio, de 39.500 millones de euros. De todos ellos el 41% estaban considerados como morosos, lo que supone 16.484 millones de euros. De este porcentaje el 23%, 9.058 millones de euros, han sido clasificados como subestandar, lo que quiere decir que el riesgo de insolvencia es alto.

Finalmente una parte de los créditos subestandar se han tenido que traspasar a la sección de morosos por la imposibilidad de los deudores de afrontar sus obligaciones por retrasos en el pago.

¿Qué supone el aumento de la morosidad?


Que la morosidad aumente en el seno del Sareb no significa lo mismo ni tiene las mismas implicaciones que una situación similar ocurra en el sector financiero. Principalmente porque el banco malo no tiene la obligación de realizar provisiones con el fin de cubrir los riesgos que han surgido. El Banco de España quiere poner límites a ésta situación, por lo que ha decidido emitir una circular en la que se fijarán los pasos a seguir en la realización de dotaciones.

Garantías a los préstamos


Cuando las garantías son superiores será más fácil encontrar un comprador en el futuro que ofrezca un precio mayor al que se negocia en el mercado. Los datos que ofrece el informe anual de sociedad, son muy positivos al respecto, quedando patente que los créditos disponen de un 94% de garantías frente a los riesgos.

Con el fin de dar facilidades a los promotores de la compañía, Sareb ha procedido a la restructuración y refinanciación de los créditos. Con l objetivo de conseguir el pago de los créditos en el futuro e han modificado créditos por un importe de 784 millones de euros.

Pero las dificultades por las que están pasando los promotores se ven directamente reflejadas en los datos del banco malo, que se ha visto obligado a ejecutar numeroso créditos, quedándose inmuebles y otro bienes por el valor de 399 millones de euros.

Estos datos han influenciado un cambio en el nuevo plan estratégico, que se modificó a principio de este año y con el que se pretende dar prioridad a las líneas de crédito.