¿Acabarán desapareciendo las oficinas bancarias físicas?

Mayor rentabilidad

ventajas de la banca online


Mientras que las bancas online proliferan cada día más, parce que las oficinas físicas de los bancos quedan estancadas en el pasado y en un segundo plano. Tanto bancos como clientes ven en la gestión a través de la red de sus productos financieros una serie de ventajas en relación a los mediros tradicionales. ¿Cuáles son?

  • Los bancos cuentan en su mayoría con apuestas propias por el medio online. Como ejemplo, tenemos el caso de Banco Santander e iSantander, que sigue los pasos de iBanesto tras su fusión, o ActivoBank, filial online de Grupo Banco Sabadell.
    Las entidades también se benefician de la proliferación de este tipo de productos, ya que les ahorran muchos costes y permiten realizar ofertas mediante las cuales atraer a nuevos clientes que no se interesarían en otros de sus productos.

  • La banca online permite a los clientes realizar operaciones bancarias las 24 horas del día y desde cualquier lugar del mundo, sin necesidad de trasladarse a una oficina y de una forma mucho más inmediata.

  • Un producto únicamente contratable por internet suele tener mejores características que el resto.Además, los productos que ofrece la banca online suelen ofrecer una mayor rentabilidad, incluso aquellos que pertenecen al mismo grupo financiero.
    Este caso es especialmente notable en productos como las cuentas remuneradas, un ámbito que en cuestión de rentabilidad encabezan las cuentas online.
    Por ejemplo, la cuenta remunerada COINC, perteneciente a Bankinter, ofrece una rentabilidad del 1,75% TAE, una cifra muy por encima de la tendencia media del mercado, sitiada en un 0,88% TAE. Además, como es habitual en este tipo de productos, está exenta de comisiones de gestión y administración, transferencias y traspaso.
    La Cuenta Naranja de ING Direct, una de las entidades que más ha apostado desde sus inicios por la gestión a trevés de la red, ofrece un atractivo 2% TAE de remuneración los primeros cuatro meses. A partir de ese momento, el índice baja hasta un 1%. De nuevo, no tiene comisiones y su contratación es de lo más sencilla.

  • En el caso de los créditos, encontramos también plataformas que operan exclusivamente a través de internet para ofrecer sus servicios. Las llamadas plataformas p2p (Peer to Peer, de compañero a compañero), como Lendico o Comunitae, actúan como intermediarios entre aquellos usuarios que quieran prestar su dinero a cambio de obtener una rentabilidad y aquellos que estén interesados en obtener un préstamo. Sus tipos de interés se encuentran muy por debajo de la media, a partir del 6,30% TAE y el 7% TAE para los clientes de mayor solvencia, respectivamente. Además, tienen la ventaja adicional de no requerir un cambio de banco para solicitar cualquier crédito, aunque no sea rápido.


¿Significa todo esto que las oficinas tradicionales están abocadas a desaparecer? Aunque la banca online ofrece ventajas indiscutibles, día de hoy continúan existiendo clientes que prefieren continuar operando como lo han hecho desde siempre. Y lo cierto es que la banca online también tiene sus inconvenientes.

  • Algunos clientes no se sienten seguros al gestionar su dinero a través de internet y no de forma física. Además, la cesión de nuestros datos personales a través de la red puede suponer riesgos adicionales que muchos no están dispuestos a asumir.

  • En muchas ocasiones se agradece el trato personal con los empleados de una sucursal bancaria, que a veces se mantiene durante años. No ser atendido por una persona también puede afectar de forma negativa en casos de reclamaciones o quejas.


Sea cual sea el futuro de las oficinas bancarias físicas, que por el momento se están viendo muy reducidas, es importante tener en cuenta las ventajas e inconvenientes tanto de la banca online como la tradicional. Conocerlas todas puede ayudarnos a elegir el mejor producto entre la amplia oferta actual.