Agrupar deudas si no tenemos casa

Garantías real y personal

reunificar sin hipoteca


Una de las alternativas que más se ofrecen a cuando hemos llegado a una situación de sobreendeudamiento es la reunificación de deudas sobre la hipoteca de nuestra casa. De esta manera, pagaremos por todas ellas en una sola cuota al mes, que verá reducido su importe.
Pero, ¿es posible agrupar deudas de una manera similar si no somos titulares de una vivienda que ofrecer como garantía? Para responder a la pregunta es necesario conocer las diferencias entre ofrecer como garantía una vivienda u otros de nuestros bienes.

Garantías real y personal


Una garantía se ofrece como alternativa si por algún motivo no podemos continuar pagando la deuda. De esta forma, el banco se asegura que no va a perder dinero al conceder un préstamo.

  • Un bien inmueble supone para la entidad financiara con la que queremos reunificar nuestras deudas una garantía real. En este caso, el cliente respondería ante el banco únicamente con este bien.
    La mayor garantía real que podemos ofrecer es nuestra vivienda habitual. Por tanto, una entidad siempre será más propensa a permitirnos una reunificación de nuestras deudas si lo que ofrecemos como garantía es nuestra casa.
    Además si tenemos una hipoteca, las garantías para el banco en caso de una reunificación de deudas son dobles: además de con nuestra casa, podemos responder con el resto de nuestros bienes, presentes y futuros.

  • Si no tenemos vivienda propia, podemos ofrecer una garantía personal. Es decir, todos nuestros bienes personales presentes y futuros.
    Sin hipoteca es más complicado que un banco acceda a reunificar nuestras deudas de tarjetas de préstamo o préstamos, pero no imposible. Pueden ayudarnos a conseguirlo tener una situación económica estable, aportar avalistas o que nuestra deuda no sea muy elevada.


¿Cómo acceder a una reunificación sin hipoteca?


Las exigencias de la entidad serán mayores en este caso, debido al mayor riesgo que le supone la operación. Éstas son algunas de las opciones que podemos barajar para conseguir que el banco acepte agrupar nuestras deudas.

  • Contar con un avalista solvente, es decir, que posea ingresos elevados, un trabajo estable y bienes inmuebles suficientes para saldar la deuda. En muchas ocasiones, la aportación de un avalista se convierte en un requisito indispensable si queremos salir airosos de la negociación.

  • Si el importe máximo que pedimos financiar es menor, existen más posibilidades que de que el banco acceda a prestarlo. Siempre podemos pedir una financiación inferior al total de deudas como amortización inicial.

  • Intentar la reunificación de deudas con nuestro banco es mucho más sencillo que acudir a una entidad nueva. De hecho, es prácticamente imposible que un banco se ofrezca a hacerse cargo de las deudas que tengamos con otros.

  • Ofrecer garantías reales que no sean la vivienda. Existen alternativas para ofrecer este tipo de garantías, como la pignoración, o garantía real mueble, de planes de pensiones o saldos en el banco que posean familiares.

  • Tener en cuenta que nuestra situación económica es un punto importante en la decisión final de la entidad. Si no tenemos impagos o retrasos pendientes y tenemos un trabajo e ingresos estables, la balanza se inclina a nuestro favor. Por esta razón, un funcionario tendrá un acceso más fácil a una reunificación de deudas sin hipoteca.


Si finalmente reunimos estas características y tenemos la posibilidad de acceder a una agrupación de deudas sin hipoteca, hay que tener en cuenta que se trata de una solución puntual demasiado arriesgada para convertirse en una práctica habitual para hacer frente a una mala gestión económica.
La reunificación de deudas puede ser una solución apetecible pero puede empeorar nuestro problema a largo plazo.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).