Ahorrar en material escolar para la vuelta al cole

Los libros, el mayor gasto

niña escribiendo


La temida vuelta al cole se acerca y son muchos los padres que temen estos días previos al inicio del curso y el gran desembolso económico que suponen. Septiembre representa una cuesta económica muy dura en la mayoría de las familias con niños en edad de formación a su cargo. Por ello, en iAhorro nos hemos preguntado, ¿cómo podemos hacer más llevadera la vuelta al cole para nuestros bolsillos?

Con nuestra economía tiritando tras las vacaciones de verano, toca volver a sacar la tarjeta de crédito pero esta vez para hacer frente al pago de matrículas, libros de texto, ropa y calzado, mochilas, etcétera. Para los niños la llegada del mes de septiembre es sinónimo de nuevas ilusiones, nuevas materias y nuevos compañeros y profesores pero, sin embargo, para los padres todo esto se traduce únicamente en gastos.

Queridos padres, ha llegado de nuevo el momento de tirar de calculadora, hacer números y ajustar cuentas para comprar todo aquello que los más pequeños necesitan para continuar con su formación.

Los libros, el mayor gasto


La mayor parte del presupuesto se va siempre en la compra de los libros de texto, por ello queremos ofrecerte diversas opciones que te permitirán ahorrar un pellizco en material escolar.

  • Pedir prestados a familiares o amigos los libros de texto que necesiten tus hijos para el nuevo curso. Muchas veces incluso podrán heredar los de sus hermanos mayores.

  • Acudir a portales que permiten comprar libros de segunda mano como Relibrea o hacer intercambios como es el caso de la web Truequebook. Además, en muchos centros educativos las asociaciones de padres y madres organizan intercambios de libros para ahorrar en costes al inicio de cada curso escolar. Infórmate en el colegio de tu hijo, es posible que este tipo de iniciativas también existan.

  • Hacer la compra de los libros de manera online. Esta opción no solo te ahorrará algún dinero sino también tiempo. El Corte Inglés o la Casa del Libro son algunas de las opciones. Además, Amazon ha creado una nueva iniciativa a través de la página librosdelcole.es: solo tienes que seleccionar el centro escolar y el curso de tu hijo y el buscador te dará como resultado el listado completo de los libros que necesitará para que puedas comprarlos a buen precio.


Si ninguna de estas opciones es factible, lo más recomendable es anticiparse y hacerte con ellos con la mayor antelación posible. Haz un listado con el precio de los libros en los diferentes establecimientos y cómpralos en aquel que sean más baratos.

Revisar, reutilizar y ahorrar


Antes de lanzarte a comprar lo que seguro será una eterna lista de cosas necesarias para afrontar el nuevo curso, revisa en casa y haz un inventario de las cosas que ya tienen. Los más pequeños siempre van a querer empezar las clases estrenando una mochila y un estuche a conjunto o tener nuevos lápices o rotuladores de colores, pero te sorprenderás con la cantidad de cosas del año anterior que podrán reutilizar y que podrás ahorrarte comprar.

En materiales como los cuadernos, los folios o las carpetas, entre otros, valora la posibilidad de recurrir a las marcas propias del hipermercado: no notarás una gran diferencia en cuanto a calidad pero sí una gran diferencia en el ticket final. No obstante, en otras ocasiones lo barato puede acabar saliendo caro. Por ello, en lo que respecta a los uniformes, la ropa deportiva o el calzado, lo más recomendable es que valores la calidad antes que el precio. Nuestro consejo para que ahorres en este sentido, es optar por comprar ropa ligeramente más grande para poder alargar el tiempo de uso: los niños crecen rápido y simplemente metiendo el dobladillo del pantalón te asegurarás que tenga ropa durante más meses. Además, muchas marcas ofrecen descuentos cuando se acerca el inicio: estate atento y no dejes escapar las ofertas de última hora.

También ten en cuenta que no es necesario comprar todo el material de golpe: intenta repartir ciertos gastos a lo largo de todo el año para que el desembolso no sea tan grande en el mes de septiembre.