Amortizar hipoteca: ¿Qué sistema de amortización tiene tu hipoteca?

¿Qué sistemas de amortización existen?


Cuando nos planteamos comprar una vivienda a través de un préstamo hipotecario, el cuánto será el dinero que tendré que devolver, cómo lo voy a pagar y cuál será la cuota mensual son las principales preguntas.

Y aunque son las que más preocupan a grandes rasgos, no deberían ser las únicas. Existen otras muy importantes y que hay que tener muy en cuenta como los productos vinculados y su coste (seguros, planes de pensiones, gasto en tarjetas…), todas las comisiones existentes, si tiene cláusula suelo, si admite otras garantías, a qué está referenciada, cuál es el porcentaje de financiación que me van a dar, cuál es el plazo máximo, si tiene periodos de carencia, qué gastos tiene y quién tiene que asumirlos...

Además, y será en lo que nos centraremos en este artículo, también hay que saber qué tipo de sistema de amortización contempla ya que de él dependerá una de las principales preocupaciones del hipotecado, es decir, determinará la forma en la que se realizan los pagos y qué cantidad se destina al pago del préstamo como tal y cuál será destinado a pagar los intereses.

¿Qué sistemas de amortización existen?


El sistema francés: el más utilizado y conocido


Es el más extendido y también se le conoce como el sistema constante. ¿Por qué? Porque  se basa en tener cuotas constantes durante toda la vida del préstamo, es decir, siempre la misma. Lo que no siempre es lo mismo es la proporción de intereses y capital pendiente de amortizar que se paga con esa misma cuota. Es decir en el cuadro de amortización de la hipoteca, los primeros años dentro de la cuota se destinará una mayor cantidad al pago de los intereses y poco al del capital, conforme avancen los años esa cantidad va cambiando, hasta acabar los últimos años sin pagar intereses y pagando (amortizando) capital.

Método italiano: amortización constante


Este sistema se basa en establecer una cantidad fija para amortizar capital durante toda la vida del préstamo, de modo que la proporción de la cuota que se destina al pago del capital es el mismo y el destinado al pago de los intereses con el paso del tiempo es menor ya que el capital pendiente de pago también lo es. Así la cuota se va reduciendo cada año.

Sistema alemán: amortización decreciente


Al principio la proporción se reparte de la siguiente manera, las primeras cuotas van a ser más elevadas ya que se aplica una mayor carga de interés y según avanza el tiempo estos intereses se van reduciendo porque también se reduce. Es decir, conforme avanza el periodo del préstamo, se amortiza cada vez más capital, se pagan menos intereses y la cuota anual es cada vez menor, como su nombre indica, va decreciendo.

Sistema de amortización creciente


En este método, contrario (lógicamente) al decreciente, las primeras cuotas son muy bajas y a medida que avanzan los años esta cuota se va incrementando según un porcentaje determinado (generalmente un incremento del 2% anual). Al principio se paga poco pero según avanza el tiempo el importe va subiendo más y más.

No es un sistema aconsejable a no ser que se comprenda perfectamente el cuadro de amortización ya que es un sistema de amortización complejo y variable.

El sistema americano: al vencimiento


Un sistema muy distinto en el que en las cuotas se pagan únicamente interés y la amortización de capital se realiza de una sola vez y en la última cuota. Así, hasta que no llega la última cuota no se produce el pago del capital inicial, a la que también habría que sumar el pago correspondiente de los intereses. Este sistema es muy poco utilizado en España y requiere de un esfuerzo económico final grande (sobre todo si hablamos de una hipoteca).

No solo basta con introducir los datos en una calculadora de amortización de la hipoteca, sino que también es conveniente entender por qué ese resultado que salga es así. Desde iAhorro siempre recomendamos acudir a asesores que puedan ayudarnos a afrontar un proceso como el de solicitar una hipoteca y entender bien todo aquello que estemos firmando.

 

Vídeos relacionados:

Lista de artículos más recientes

¿Cuáles son los mejores préstamos de octubre de 2019?
¿Cuáles son los mejores préstamos de octubre de 2019?

Octubre vuelve a arrancar con pocas novedades en préstamos al consumo a la espera de una campaña de Navidad en la que el crecimiento del consumo y la mayor demanda de este tipo de financiación puede llevar a un abaratamiento de costes

¿Cuántos índices hipotecarios hay?
¿Cuántos índices hipotecarios hay?

Al hablar de hipotecas, necesariamente hay que hablar de índices hipotecarios. Principalmente porque son los que establecen el precio que se pagará por la hipoteca a tipo variable.

Las mejores hipotecas fijas de octubre de 2019
Las mejores hipotecas fijas de octubre de 2019

El mes de octubre está siendo especialmente positivo para las hipotecas a tipo fijo, con una reducción importante en los tipos de interés de buena parte de estos productos que estrechan su diferencial con respecto a las variables

¿En qué te puede ayudar iAhorro Préstamos?

iAhorro te ofrece la posibilidad de comparar entre todos los préstamos que oferta el mercado y te acompaña en el proceso de contratación para ayudarte a encontrar soluciones financieras adecuadas a tus necesidades. Elegir el mejor préstamo personal es clave para ahorrar dinero en la financiación.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.