Así, da gusto ahorrar contratando una cuenta

¿Qué ventajas supone ser titular de una cuenta?

Tipos de cuentas


Una cuenta es un producto financiero donde depositar tu dinero de forma segura. Te permite gestionar los ingresos y pagos, además de disponer del dinero cuando te haga falta. Para abrir una cuenta bancaria lo primero es elegir el banco adecuado. Una vez que ya lo has hecho es interesante comparar las condiciones que te ofrece cada uno y así saber cuál cubre tus necesidades.

Hay varios tipos de cuenta, por eso, según la finalidad que busques contratando este producto, podrás elegir entre uno y otro.

  • Cuenta corriente: Es un contrato entre el cliente y una entidad bancaria, principalmente destinado a canalizar los cobros y pagos del cliente. Importante saber a la hora de contratar una cuenta corriente sus comisiones de mantenimiento y administración; así como si hay opción de elegir una tarjeta de crédito o débito y si nos va a costar algo o será gratuita. Las ventajas que obtienes con la tarjeta a la que accedes, previa contratación de este tipo de cuentas, son varias. Podrás realizar pagos con su tarjeta de débito o cheque en lugar de usar dinero en efectivo, retirar dinero de cajeros automáticos, realizar compras a través de internet y transferir dinero.


Un ejemplo de cuenta corriente es la Cuenta Cero que comercializa Banco Mediolanum con una rentabilidad de 0,10% TAE. Sin comisión de mantenimiento, ingresos de cheques gratis y también una tarjeta crédito y débito gratis.

  • Cuenta nómina: Se trata realmente de un tipo de cuenta corriente, por tanto, es importante conocer los aspectos que ya mencionamos. Además suele ofrecer ventajas por el hecho de domiciliar tú NOMINA, así como pueden ser regalos de bienvenida, admitir descubiertos en cuenta o anticipos de nómina entre otros. Las cuentas Nóminas son uno de los productos más demandados actualmente en el mercado ya que son valorados positivamente por las entidades bancarias por ser un ingreso regular en la entidad, por eso son las que tiene mejores ventajas.


Un ejemplo de ello es la Cuenta Nómina Openbank, una cuenta corriente que no tiene comisiones, te ofrece una tarjeta débito y crédito gratis y además devuelve el 1% del importe de los recibos a aquellos clientes que tengan domiciliada la nómina.

  • Cuenta remunerada: Se tratan de un producto financiero destinado a ahorrar ya que se obtiene una rentabilidad por el dinero que depositas en ella. A la hora de elegir la cuenta remunerada a contratar las claves a analizar serán la rentabilidad que te ofrece, el pago de la misma y las comisiones que te supondrá. La cuenta remunerada te ofrece la disponibilidad total del saldo. Son cuentas sin límite máximo. Otra ventaja es que obtienes rentabilidad desde el primer momento que abres la cuenta.


Un ejemplo de cuenta remunerada es la Cuenta NARANJA de ING, con una rentabilidad del 2%TAE  los tres primeros meses,  una vez pasado este plazo la rentabilidad el tipo de interés será de 0,70% TAE. No tiene comisiones de ningún tipo y te ofrece una tarjeta débito y crédito gratis. Te permite la disposición total del dinero en el momento que decidas retirarlo.

¿Qué ventajas supone ser titular de una cuenta?


-Puedes domiciliar recibos ahorrando tiempo.

-Te da acceso a tarjetas para sacar dinero, comprar online, beneficiarte de sus seguros…

-Las aplicaciones te permiten ver tus transacciones al minuto y podrás hacer un seguimiento más exhaustivo de tus finanzas.

Es el producto base para contratar en tu entidad otros como préstamos personales, hipotecas, depósitos…
Una vez que conoces las ventajas de cada una de las cuentas es importante que compares entre todas las que aparecen en el mercado para saber cuál es la que mejor se adapta a tus necesidades.