Aspectos a tener en cuenta antes de solicitar una tarjeta de crédito

Puntos clave para solicitar una tarjeta de crédito

Una tarjeta de crédito es una herramienta muy útil para usar en nuestras compras y como medio de financiarnos.

Sin embargo como toda herramienta si le damos un uso inadecuado puede meternos en graves problemas económicos por endeudarnos demasiado.

En la actualidad el mercado de tarjetas de crédito es muy amplio y para elegir bien nuestra tarjeta de crédito es necesario analizar bien las distintas ofertas y elegir la tarjeta según nuestras necesidades.

Tarjeta de crédito


Es importante que antes de decidirte por una tarjeta de crédito determinada sopeses todas las alternativas posibles para no tomar una decisión impulsiva.

Tomar decisiones impulsivas es un gran error si lo que estamos pensando es en la compra de bienes o solicitar préstamos o tarjetas de crédito.

A continuación vamos a ver una serie de puntos que debes tener en cuenta antes de decidir contratar una tarjeta de crédito.

Puntos clave para solicitar una tarjeta de crédito


¿Realmente la necesitas?

Es lo primero que debes preguntarte. Tal vez quieras una tarjeta de crédito por si acaso o porque en tu entorno de amigos y familiares la mayoría tienen una.

Si no tienes un uso específico para la tarjeta de crédito, ya sea porque te interesa ya que ofrece importantes descuentos en una tienda donde compras con frecuencia o la vas a usar para ahorrar por sus descuentos en gasolina, por poner dos ejemplos, mejor no la contrates.

Al final acabarás endeudándote y metiéndote en un gran problema

¿La puedes pagar?

En caso de que la uses como medio de pago aplazado, ¿puedes hacer frente sin problemas a los costes que en intereses que tendrá?

Aún contratando una tarjeta sin cuota anual ni gastos, seguro que tiene unos costes asociados que debes estar seguro de que no desequilibraran tu presupuesto mensual.

¿Sabes realmente lo que implica tener una tarjeta de crédito?

Con una tarjeta de crédito dispones de un dinero que realmente no tienes en tu cuenta corriente.

Este dinero lo puedes usar para hacer frente a algún gasto imprevisto, por ejemplo. Sin embargo el uso de este dinero lleva asociados uno intereses, en algunos casos, bastante altos que hay que pagar.

Elige el medio de pago que mejor te convenga

Las tarjetas de crédito tienen diferentes tipos de medios de pago. Se puede pagar todo a final de mes o aplazar el pago en diversos meses. También puedes hacer unos pagos mínimos cada mes.

Salvo con la primera opción, el pago aplazado y las cuotas mínimas mensuales tienen unos intereses que tienes que costear.

Ten esto muy en cuenta al elegir el modo de pago de la tarjeta.

¿Qué más necesitas saber antes de solicitar una tarjeta de crédito?

Es importante tener muy claras los requisitos y las condiciones que nos marque la entidad financiera.

Desde los plazos de pago, las condiciones del mismo, los tipos de interés de demora, etc.

Analizados estos puntos y si se está de acuerdo con ellos es cuando se puede contratar la tarjeta de crédito.

Otras consideraciones para contratar la mejor tarjeta


Siguiendo las pautas anteriores puedes contratar una buena tarjeta de crédito sin embargo hay algunos puntos que no debes olvidar y que también son muy importantes.

Si quieres evitar pagar intereses por demora, nunca te olvides de la fecha de pago de la tarjeta y asegúrate de tener suficiente dinero en la cuenta para pagar el coste.

Si vas a usar el dinero a crédito que te permite la tarjeta, piensa bien si existe alguna otra forma de pagar ese gasto imprevisto que te suponga un menor coste.

Analiza en profundidad distintas tarjetas. Nunca te quedes con la primera opción y estudia el mercado. A esto te puede ayudar el potente comparador financiero de tarjetas de iAhorro.

Conclusión


A la hora de contratar una tarjeta de crédito cuanta más información tengas mejor. Ya que como hemos visto es un buen producto financiero pero con unos riesgos para tu bolsillo evidentes.

Así con la mejor información puedes elegir la mejor tarjeta para ti.