Cinco trucos para ahorrar con las compras de Navidad

Aprovecharse de las tiendas online.

ahorrar en navidad


Las Navidades se acercan y, con ellas, las inevitables compras ligadas a estas fiestas. Realizar regalos y preparar cenas tiene un coste para nuestro bolsillo que puede volverse en nuestra contra: no saber utilizar el dinero de la forma adecuada puede suponer unos gastos demasiado elevados como para hacerles frente sin problemas.
Durante esta época, es especialmente importante mantener los gastos bajo control. Éstos son nuestros cinco trucos para evitar pasarnos con las compras estas navidades.

  1. Aprovecharse de las tiendas online. Las tiendas que venden a través de internet cuentan con una serie de ventajas en relación a las físicas de las que nos podemos aprovechar para ahorrar algo de dinero. Por ejemplo, suelen tener ofertas permanentes y exclusivas que podemos consultar con una mayor facilidad. De la misma forma, también podemos comparar entre productos y comprobar cuál de ellos tiene la mejor relación calidad-precio.

  2. Utilizar las tarjetas con moderación. Las tarjetas de crédito son un producto muy útil a la hora de hacer grandes compras y pagar de forma fraccionada, y por lo tanto mucho más cómoda. Sin embargo, abusar de ellas durante las fiestas puede suponer un problema importante: acumular deudas va a lastrar nuestra economía doméstica, y precisamente estas tarjetas tienen unos tipos de interés muy elevados que podrían provocar el efecto contrario al que buscamos, el ahorro. Además es importante contar con que podremos pagar las mensualidades a tiempo: los impagos de las tarjetas de crédito llevan consigo comisiones muy elevadas

  3. Dejar de lado las compras compulsivas. “Comprar con cabeza” debe ser uno de los consejos más repetidos de cara a las navidades, y una condición que muchos nos ponemos al entrar en las tiendas que más peligro tienen para nuestro bolsillo. Pero es que ésta es la mejor manera de ahorrar algo de dinero durante las compras. Evitar adquirir productos innecesarios, o caer en ofertas que terminan por salir caras es básico para invertir nuestro dinero de forma que no tengamos que arrepentirnos a final de mes.

  4. ¿Productos rebajados? Sólo los necesarios. La Navidad se llena de ofertas en los establecimientos comerciales que prometen ofrecer sus productos a un precio mucho más reducido de lo que podríamos encontrarlos el resto del año. Sin embargo, encontrar una televisión con un buen descuento no significa que debamos comprarla a toda costa, y mucho menos si intentamos aprovechar todos los saldos que encontremos. Este punto está muy ligado al anterior, pero se refiere al caso concreto de los miles de ofertas que podemos encontrar durante estas fechas: los productos rebajados pueden ser muy interesantes, pero en la mayoría de ocasiones no son necesarios.

  5. Elegir el mejor crédito. Los excesos de las fiestas pueden pasar factura durante el mes de enero, y convertirlo en todo un reto para nuestros ahorros. Un crédito bien utilizado puede salvarnos en un momento difícil, pero como con cualquier producto bancario, no vale cualquiera. Deberíamos pensar en un crédito solamente cuando lo veamos necesario, y si es el caso, pensar en sus pros y contras y las características de éste que mejor nos vendrán. Además de un tipo de interés bajo, debemos mirar otros factores que podrían terminar por encarecen el crédito, como el plazo que tenemos para pagarlo o sus comisiones. Comparar entre las distintas ofertas puede suponer la diferencia a la hora de elegir el mejor crédito


Estas Navidades, es posible ahorrar de una forma muy sencilla si tenemos en cuenta esta serie de pautas. Las fiestas no tienen por qué significar un derroche de dinero, ni tampoco una resaca que se traduzca en la famosa "cuesta de enero". Con estos pequeños gestos, no tendremos que preocuparnos por nuestros ahorros en esta época.