¿Cobran comisiones los bancos online?

no cobrar comisiones por sus servicios

evitar comisiones habituales


La tendencia actual de la banca continúa siendo la de acercarse cada vez más a las operaciones a través de internet. Aunque todavía las oficinas físicas tienen su importancia, bancos especializados en el entorno online ofrecen una serie de ventajas a sus clientes. Éstas pueden resultar muy interesantes a aquellos que en general no necesiten disponer de un gran número de oficinas para moverse en su día a día.
Entre estas ventajas, una de las que más llama la atención es la ausencia de comisiones que, por lo general, la banca online ofrece, en contraposición a la tradicional. Operando de forma exclusiva a través de internet, es posible suprimir algunos de los gastos más habituales que conllevan las operaciones bancarias.
¿Qué comisiones podemos ahorrarnos si utilizamos los servicios que nos ofrecen las entidades enfocadas a operar en la red? Por regla general, la mayoría de las comisiones de muchos productos bancarios pueden evitarse de esta forma. Éstas son algunas de las más habituales al contratar el más básico de ellos, una cuenta corriente.

  • Comunicación. Es posible que nuestro banco nos ofrezca la posibilidad de desactivar la correspondencia y tengamos la opción de comunicarnos con él con nuestro ordenador. De esta forma, podremos ahorrar algo de dinero cada mes.

  • Mantenimiento y administración. Éste es uno de los gastos inevitables que se derivan del mantener una cuenta abierta y activa. Lo más correcto es que os bancos únicamente cobren comisiones por aquellos servicios que efectivamente están prestando al cliente, por lo que si tenemos una cuenta abierta sólo para pagar la hipoteca, pero ejemplo, en teoría estas comisiones no se nos deberían cobrar.

  • Transferencias, traspasos e ingresos de cheques. Si queremos ingresar dinero en otra cuenta, ya sea en nuestro propio banco o uno diferente, es probable que tengamos que pagar por ello, sobre todo a partir de cierta cantidad de dinero.


Muchas entidades que ofrecen sus servicios de forma tradicional están optando por eliminar también este tipo de comisiones para atraer a los clientes, pero en el caso de la banca online, es un requisito casi exigible.
Por regla general, muchas entidades que nacieron en internet ofrecen productos realmente competitivos que pueden resultar una buena opción para casi cualquier perfil.
ING Direct es el banco online por excelencia y el más conocido de entre todos ellos. Dentro de su política se encuentra la promesa de no cobrar comisiones por sus servicios habituales, algo que cumplen en todos sus productos.
Desde depósitos sin penalizaciones por cancelación como su depósito a tres meses, hipotecas sin gastos de apertura, subrogación o amortización como su Hipoteca Naranja o cuentas sin comisiones de mantenimiento y administración, transferencias, traspasos e ingresos de cheques como su Cuenta Naranja todos ellos pueden ahorrarnos una cantidad importante de dinero.
Otra de las entidades online que apuestan por hacerse cargo de los costes de sus servicios es Banco Mediolanum. Cuentas como su Cuenta Freedom no nos cargarán ningún porcentaje por los gastos de mantenimiento, administración e ingreso de cheques, o su Cuenta Única, que además tampoco lo hará por las transferencias y traspasos.
Su depósito a trece meses, por ejemplo, también permite retirar el dinero en el momento en que lo necesitemos sin penalizaciones, aunque no se permiten retiradas parciales. Además, Medionalum ofrece un exclusivo servicio de asesoramiento personal a cargo de los profesionales independientes que trabajan junto al banco para aconsejar a sus clientes a la hora de manejar sus finanzas personales.
Aquellos clientes que no sientan la necesidad de operar con una entidad que tenga una fuerte presencia física, pueden encontrar en la banca online una buena herramienta para ahorrar algo de dinero, sobre todo gracias a la ausencia de comisiones que ésta ofrece.