Comienza el año, ¿qué cuenta bancaria me conviene?

¿Busco una cuenta remunerada?

cuenta corriente, ahorro


El año recién comienza y es un buen momento para plantearse objetivos para nuestras finanzas personales. Tras hacer balance de cómo fue el 2014, lo ideal es aprender de los errores y cambiar aquello que no nos aporta satisfacción y rentabilidad. Si hay algún producto protagonista en todos los hogares ese es la cuenta bancaria. Es prácticamente inevitable disponer de una cuenta bancaria una vez que se comienza la vida adulta e incluso son muchos los niños que cuentan ya con una cuenta de ahorro desde bien pequeños.

Sea como fuere, ya que es un producto básico y con el que establecer el primer vínculo con una entidad es conveniente elegir aquella que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Si no se está contento con la entidad actual, este puede ser un buen momento para visualizar qué oferta hay disponible en el mercado para guardar nuestro dinero considerando todos sus pros y contras. Con la llegada del nuevo año ¿qué cuenta bancaria puedo elegir?

¿Busco una cuenta remunerada?


Si se quiere empezar el año obteniendo cierta rentabilidad por nuestro dinero, lo mejor es decantarse por una cuenta remunerada. Si bien es verdad que las rentabilidades han caído durante la crisis, sigue habiendo opciones para obtener rendimientos a la vez que se tiene el dinero disponible en todo momento. Un ejemplo de ello es la Cuenta Cero del Banco Mediolanum tiene una rentabilidad del 0,10% nominal anual y además las comisiones por mantenimiento de la cuenta e ingreso de cheques son inexistentes. Para combinar ahorro y rentabilidad, se puede optar por la Cuenta Coinc, en la que poder establecer metas de ahorro en cantidad y tiempo a la vez que se obtiene una rentabilidad del 1,10% TAE.

¿Y si quiero domiciliar mi nómina?


Domiciliando la nómina en la cuenta bancaria es posible acceder a ventajas como exención de comisiones o facilitar el acceso a otros productos como créditos o hipotecas con unas condiciones más favorables. ING con su Cuenta Nómina es una de las opciones por las que decantarse. Domiciliando la nómina es posible acceder a una cuenta sin comisiones para las operaciones más comunes (transferencias, ingreso de cheques, mantenimiento, administración…) además de tener tarjetas gratuitas año tras año. Otra alternativa la presenta EVO Banco con su Cuenta Inteligente, en la que domiciliando la nómina o bien cinco recibos poder disponer de una cuenta que es remunerada y corriente a la vez.

Una cuenta para los niños


Si queremos iniciar a los más pequeños en la cultura del ahorro desde una edad temprana se puede optar por contratar una cuenta infantil como por ejemplo la Cuenta Infantil Triodos de Triodos Bank. Una cuenta sin comisiones de mantenimiento ni administración y que tiene una rentabilidad del 0,40% TAE cuya liquidación se realiza cada mes. Además con Triodos se puede hacer una labor altruista y poder donar la liquidación de los intereses a cualquier organización.