Comisiones bancarias: ¿me puede cobrar el banco?

Libertad para establecer sus comisiones bancarias

Captura del vídeo de Cristina Borrallo


Las comisiones bancarias son las cantidades que las entidades de crédito nos cobran en compensación por sus servicios (por ejemplo, enviar una transferencia, cambiar divisas, administrarle una cuenta, estudiar un préstamo, darle una tarjeta de crédito, etc). Las entidades pueden también repercutirnos los gastos justificados que tengan que pagar a terceros para poder prestarnos determinados servicios.


Las entidades de crédito tienen libertad para establecer sus comisiones bancarias y gastos repercutibles siempre que respondan a servicios efectivamente prestados o gastos habidos. Más allá de esta condición, no existe ningún límite a su importe salvo que de forma particular y expresa se haya introducido por una disposición legal. Si bien tienen libertad para aplicarlas, no podrán cargar comisiones bancarias o gastos por servicios no aceptados o solicitados en firme por el cliente, ni cobrar dos o más veces por el mismo concepto.

La Orden de transparencia y protección al cliente de servicios bancarios y la Circular del Banco de España 5/2012 sobre transparencia de los servicios bancarios y responsabilidad en la concesión de préstamos, establecen que las entidades de crédito españolas y las sucursales en España de entidades de crédito extranjeras deben publicar y remitir al Banco de España, determinada información estadística sobre los tipos de interés y las comisiones habitualmente aplicados a los servicios bancarios prestados con mayor frecuencia a sus clientes personas físicas.

Existen diferentes tipos de comisiones bancarias, como podrían ser las comisiones aplicadas a los préstamos hipotecarios, a los préstamos personales, a los depósitos a la vista, o a plazo, a las tarjetas, a los efectivos y cheques, a los cambios de moneda y a las transferencias, o a la banca a distancia.

Sin embargo, las comisiones que más problemas generan en la práctica son las comisiones por descubierto en cuenta corriente, es decir, cuando usted realiza una retirada de dinero sin que haya saldo suficiente, y la entidad adelante los fondos. El Banco de España ha limitado el coste del descubierto para los consumidores. La TAE del descubierto en cuentas corrientes no puede superar 2,5 veces el interés legal del dinero en cada momento (4% x 2,5 = 10%, límite de la TAE para descubiertos con consumidores en 2011).

Si se produce un descubierto en su cuenta, la entidad debe comunicarle el detalle de la liquidación efectuada en la cuenta corriente como consecuencia del mismo mediante la entrega del correspondiente documento de liquidación.

Si le cobran comisiones de forma indebida le recomiendo que urgentemente realice una reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente de su Banco, y en caso de que éste no conteste o no vea satisfecha su reclamación, proceda a reclamar ante el Banco de España. Les dejo este vídeo en el que explico las comisiones y cómo reclamar:


¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.