Categoría |

Artículo sobre productos financieros


Todo sobre ahorro e inversión, actualidad y análisis sobre economía y finanzas personales.

Comisiones en cajeros, ¿me cobrarán por usarlos?

La respuesta del Gobierno se hacía esperar





El cobro de comisiones en varios cajeros creó cierto revuelo en la sociedad española, que esperaba una explicación, además de una solución, a este hecho. Todo parece más calmado desde que, el pasado viernes 2 de octubre, el Gobierno aprobase un nuevo Decreto Ley prohibiendo el cobro de la doble comisión. Para todo aquel que no sepa de qué hablamos, se trata de una imposición económica por parte del banco propietario de los cajeros a un cliente de otra entidad que saca dinero de uno de sus cajeros.
La medida nace tras el cobro de esta doble comisión por parte de los tres grandes entidades, CaixaBank, BBVA y Santander, a clientes de otros bancos cuando disponían de efectivo en sus cajeros. Concretamente, el importe era de 2 euros. Desmedido en la opinión de los clientes, adecuado para la entidad bancaria.

La respuesta del Gobierno se hacía esperar


Este tipo de decisiones suelen venir dadas como órdenes ministeriales, es decir, el ministro junto a su gabinete. Sin embargo, dadas las complejidades técnicas, se ha producido a través de un Decreto Ley.
Según dicho Decreto Ley, la gestión de las comisiones correrá a cargo de la entidad propietaria del cajero. Esta cobrará la comisión a la entidad propietaria o emisora de la tarjeta. Para Economía, los bancos propietarios de los cajeros aportan un valor añadido mayor que la entidad emisora, por lo que tienen derecho a cobrar una comisión.
Junto al Ministerio, la Comisión Nacional de Mercados y Valores, el Banco de España y Competencia, apoyan esta medida.
Aunque la norma entra en vigor en el momento en que queda publicada en el BOE, el Gobierno ha dado un tiempo de adaptación a las distintas entidades, exactamente hasta el próximo 1 de Enero de 2016.

¿En qué afecta al titular la decisión del Gobierno?


Queda mucho para conocer cuál será la repercusión en el cliente. La decisión final de trasladar, o no, la comisión al cliente queda en manos de las entidades emisoras de las tarjetas. Tres son las opciones que ahora mismo se barajan:
1. La entidad emisora de la tarjeta cobra de forma íntegra, a su cliente, la comisión;
2. La entidad emisora de la tarjeta cobra de forma parcial, a su cliente, la comisión;
3. La entidad emisora de la tarjeta no cobra comisión alguna a su cliente.
Si bien es cierto, hasta que se termine el periodo de adaptación que ha dado el Gobierno, los bancos pueden pensar otras alternativas y tomar nuevas posiciones.

¿Qué harán las entidades?


Las antiguas cajas, junto a Sabadell y Bankia, firmaron una alianza entre ellas cuya postura fue la de compartir su red de cajeros. Gracias a esta opción sus clientes no tienen que hacer frente a comisiones por sacar dinero de cajeros CaixaBank, BBVA o Santander.
Con la medida adoptada por el Gobierno, esta alianza puede verse modificada, pues las entidades se encuentran ante un nuevo escenario.

Mediolanum se suma a las cajas


Otro de los bancos que ha decidido no cobrar comisión alguna a sus clientes es Mediolanum, que asegura a sus clientes un total de 52 retiradas de efectivo anuales sin sobrecoste.
Además, Banco Mediolanum puso en marcha una campaña de recompensas que permitirá a los clientes beneficiarse, económicamente, si cambian las retiradas de efectivo por los pagos con tarjeta. Así, los clientes que utilicen menos de la mitad de sus 52 retiradas gratuitas y realicen pagos medios mensuales de al menos 250 euros con su tarjeta de débito o de crédito, recibirán anualmente una recompensa de 20 euros por la tarjeta de débito y de 50 euros por la de crédito.
La aparente tranquilidad tras el Decreto Ley aprobado puede cambiar en el momento que los bancos propietarios de las tarjetas tomen la decisión final sobre quien asumirá el cobro de la comisión.