Cómo ahorrar en 2014

Una buena organización y planificación


¡No llego a fin de mes! es una de las quejas más escuchadas en calles, bares y oficinas. Si antes de la crisis se oían estos comentarios en torno al día 25 de cada mes, ahora se profieren antes, incluso, de que llegue el 15.

El ahorro no es algo tan difícil como pueda parecernos en un principio. Una buena organización y planificación son esenciales y nos puede ayudar a controlar nuestro presupuesto. La guía gratuita del ahorro es una herramienta muy útil para aprender las bases del ahorro inteligente.

El primer paso para recortar gastos del día a día sería pensar en todos los actos que se hacen de forma cotidiana y detectar cuáles son los que generan un desembolso que podría reducirse. Es aconsejable escribirlos en un borrador y después hacer una lista. En ella figurará el dinero que se llevan a diario estos hábitos y, junto con ellos, qué ahorro supondría dejar de hacerlos o sustituirlos por prácticas más baratas. La lista se puede colocar en un lugar visible, como la nevera, para usarla de recordatorio.

Otro modo de incentivar el control sobre nuestros gastos consiste en juntar, cada día, en una hucha transparente, el dinero que no se gasta, al haber modificado los hábitos. Así el ahorro deja de ser abstracto para estar presente y será más difícil desistir.

Son varios los puntos que podríamos considerar comunes para incentivar nuestro ahorro:

  • El transporte es un punto en el que solemos hacer un desembolso importante. El transporte en automóvil es uno de los gastos cotidianos que hacen más difícil llegar a fin de mes. En ocasiones se utiliza el automóvil para trayectos cortos que se realizarían en menos de 10 minutos a pie. También hay que calcular cuánto cuesta ir al trabajo en coche y qué ahorro generaría utilizar el transporte público. Abonarse a la Red de Sistemas de Transporte Públicos de tu provincia puede ser una importante alternativa. Si el vehículo privado lo utiliza solo una persona, el dinero invertido en combustible y aparcamiento se dispara, así que sería conveniente buscar una alternativa como el metro o el autobús. Si la opción de usar transporte público no compensa -no siempre hacen los trayectos adaptados a las necesidades del usuario-, se puede compartir el vehículo con personas que hagan recorridos similares y tengan horarios parecidos.



  • El correcto uso de los electrodomésticos es fundamental. Asegúrate de que el lavavajillas y la lavadora están llenos antes de ponerlos en marcha. Haz la colada cada fin de semana, así acumularas la ropa de toda la semana y podrás poner la lavadora llena. Por otro lado, en el caso que tengas la lavar los platos, piénsalo antes y mira a ver si te renta económicamente hacerlo a mano o usar un electrodoméstico. El lavavajillas suele ser rentable si se usa lleno, las familias numerosas o varias personas que comparten piso tienen más posibilidades de usarlo con frecuencia.



  • El mítico truco: cierra el grifo mientras te cepillas los dientes, te lavas la cara o te enjabonas en la ducha. Si aplicas ese pequeño gesto todos los días, lo notarás en tu factura de cada mes. Además, recuerda que con esa acción contribuyes al ahorro de agua.



  • Utiliza las cantidades necesarias, no en exceso. A la hora de poner la colada, reduce la dosis de detergente y/o suavizante. Muchas veces nos excedemos pensando que nuestra ropa no acabará totalmente limpia o suave a no ser que pongamos grandes cantidades. Fíjate si tu marca de detergente y/o suavizante habitual es “concentrado”.



  • Evita que las luces de las habitaciones permanezcan encendidas sin que haya nadie en ellas. Apagarlas supone economizar sin restar confort. Lo mismo sucede con otros electrodomésticos como el televisor.



  • Controla tus productos bancarios y escoge los más baratos sin perder prestaciones. Hay que elegir las tarjetas que impliquen menos comisiones. Las de crédito son a menudo más caras que las de débito y comprar ahora y pagar a plazos lleva implícito el pago de intereses, por lo que, en la medida de lo posible, hay que eliminarlas.


Además de apretarte el cinturón siguiendo estos consejos, puedes ir más allá y suprimir vicios o malos hábitos como el tabaco. Quienes fuman una cajetilla al día o cada dos días podrían ahorrarse cerca de cinco euros diarios. Recuerda que además de ahorrarte una importante suma de dinero, contribuyes a tu salud.

Lista de artículos más recientes

¿Qué es y cómo funciona la tarjeta NX de ABANCA?
¿Qué es y cómo funciona la tarjeta NX de ABANCA?

Contar con una tarjeta que permita tener acceso al pago y a dinero en efectivo es sin duda de gran utilidad. Y aquí llevamos a análisis a la tarjeta Joven de ABANCA, una tarjeta de débito gratuita para los menores de 35 años.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas.