Cómo ahorrar en el día a día

Inaugurado en el año 1924

ahorrar con productos bancarios


Ahorrar algo más de dinero mes a mes es una de las asignaturas pendientes de muchas familias que no cuentan con la manera de sacar el mayor partido a sus ganancias. Sin embargo, hacerlo es posible si se siguen una serie de pautas que pueden ayudar a cualquiera que busque impulsar un poco su situación económica.
Además, mañana se celebra el Día Mundial del Ahorro, de la misma manera que lleva haciéndose todos los 31 de octubre desde que quedase inaugurado en el año 1924. ¿Qué mejor momento para poner en práctica una serie de consejos para favorecer el ahorro en el día a día?
Mejorar nuestra capacidad de sacar rentabilidad a nuestro dinero es posible si nos planteamos hacerlo con algunos de los productos y servicios más utilizados. Éstas son algunas de nuestras propuestas para que el Día del ahorro sea todo un éxito.

  • Teléfono móvil. Elegir una compañía y tarifa telefónica puede dar muchos quebraderos de cabeza, pero solamente hasta que se encuentra la más deseada. El problema viene cuando esto significa olvidarse de que el mercado de la telefonía sigue evolucionando, y las ofertas que aparecen pueden mejorar con creces la que tenemos contratada desde hace más de dos años. Este día del ahorro, prueba a comparar entre las distintas novedades del mercado de la telefonía: es posible que te lleves una sorpresa agradable y consigas rebajar tu factura de telefonía sin problemas.

  • Electrodomésticos. Gran parte de la energía que consumimos dentro del hogar- y que se ve reflejada más tarde en la factura de la luz- la empleamos en el funcionamiento de los electrodomésticos. Si pensamos comprar uno, podemos sacarle provecho al nuevo etiquetado de eficiencia energética en concordancia con la Unión Europea, que deben llevar estos aparatos desde el pasado mes de septiembre. De esta forma podremos evitar comprar los electrodomésticos que más consuman, o aquellos con una potencia que realmente no necesitamos.

  • Seguros. Al igual que es un error contratar un seguro que, aunque barato, no cubra todas las necesidades de nuestro hogar o vehículo, también es posible caer en un sobreseguro. Esto sucede cuando pagamos unas primas demasiado elevadas para lo que realmente necesitamos del seguro. Casos típicos de sobreseguros incluyen aquellos en los que un mismo bien es asegurado más de una vez por las mismas prestaciones (plazo, interés y riesgo).

  • Productos bancarios. Es posible que tu banco te esté cobrando demasiadas comisiones, o que tengas contratados en él productos que realmente no utilizas porque era uno de los requisitos para acceder a otros. Una posible solución a este tipo de problemas es la de acercarse a las ofertas que pone a nuestra disposición la banca online. Este tipo de entidades suprimen la mayoría de los gastos que llevan consigo muchos productos ofertados por la banca tradicional, como las comisiones de administración, comunicación o transferencia en una cuenta bancaria. Por ejemplo, podemos encontrar la Cuenta Naranja de ING Direct, la Cuenta Única de Mediolanum o la cuenta CONIC, de la aplicación online de Bankinter. Todas ellas ofrecen la posibilidad de acceder a sus servicios básicos de forma gratuita, sin pagar comisiones por ello. Aunque muchas entidades de la banca tradicional también estén comenzando a hacer este tipo de ofertas, la banca online en este ámbito es una apuesta segura.


Ahorrar en el día a día es posible si sabemos controlar los productos y servicios que tenemos contratados y de los que nos valemos precisamente en nuestra vida cotidiana. Si tienes alguna duda sobre algún producto en concreto o el ahorro en general, puedes consultar a los expertos independientes de nuestra comunidad de iAhorradores.