Cómo cambiarse de compañía eléctrica

No habrá ningún corte durante el proceso de cambio


Las subidas continuas de la luz provocan que los consumidores busquen alternativas en un sector que no ofrece muchas posibilidades. La solución más frecuente que se tomas es la de cambiarse de compañía electrica pero... ¿es tan fácil como parece?

Conseguir cambiar la empresa que nos suministra la energía requiere varios pasos. Lo primero que debemos hacer es averiguar cuál nos conviene. Desde el 1 de julio de 2009 el sector está liberalizado, es decir: el consumidor puede elegir la entidad que más se acomode a nuestros intereses. Así que si se desea cambiar de comercializadora, la empresa que factura el consumo, tienes total libertad para hacerlo. Eso sí, la distribuidora, la que transporta la energía, seguirá siendo la misma por lo que el suministro está garantizado. Este es uno de los principales temores del consumidor pero lo cierto es que no habrá ningún corte durante el proceso de cambio.

Y es que hay que buscar la manera de recortar en el recibo, sobre todo, cuando el consumo es el de siempre y ya se ha reducido al mínimo. La tarifa ha vuelto a subir a principios de año, menos de lo previsto en un primer momento, pero, en definitiva, una subida.  Pero no es el único motivo por el que se puede decidir cambiar la factura, en ocasiones, se toma la decisión de cambiar por errores en la facturación, un servicio de atención al cliente insatisfactorio o poca transparencia informativa.

Para cambiar, se pueden usar herramientas como iAhorro. A partir de ahí habrá que analizar cada situación personal y descubrir la opción más económica.

Hay dos opciones para hacer llegar la energía a nuestros hogares:

  • Efectuar un contrato de suministro de último recurso a través de un comercializador de último recurso (ahora llamado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). Con la reforma eléctrica se ha aumentado el número de empresas con las que se podrá contratar. Los precios de esta modalidad vienen marcados por el Gobierno.



  • Mediante otro contrato de suministro en el mercado libre, lo que quiere decir que el precio será pactado entre la compañía y el usuario. Por ahora, esta opción no resulta muy atrayente.


Otro punto importante es asegurarse de la duración de las promociones. Algunas solo las ofrecen por periodos de tiempo limitados, con descuentos realmente poco significativos o que van asociados a la contratación de otros servicios. En otros casos te hacen firmar permanencia, así que hay que prestar atención a la letra pequeña. Averiguar cuáles son las distribuidoras que cubren la localidad del domicilio es también un primer paso aconsejable.

La ventaja es que en cualquier momento se puede volver a realizar el cambio, aunque hay que valorar el coste en tiempo que puede llevar la gestión que, además de la investigación pertinente del mercado a cargo del propio usuario, conlleva unos 10 o 20 días a mayores a cargo de la nueva compañía tarificadora. Este proveedor es el que se va a hacer cargo de todo el papeleo, insistimos, sin que haya corte en el suministro en ningún momento, así que en ese sentido no supone mayor problema.

Como en otros sectores es habitual que la compañía con la que se tiene contratado el servicio haga una contraoferta para retener al cliente. Así que, puede ser que solo con el intento ya se consiga ahorrar en el recibo sin, finalmente, tener que cambiar de empresa. Hay que valorar si efectivamente nos va a compensar el cambio, tanto en los descuentos que podamos obtener como en las condiciones que nos marque la comercializadora de destino.



 

En tiendeo también hablan de este tema.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).