¿Cómo configuro una buena cartera de inversión?

1. ¿Cuál es mi nivel de tolerancia al riesgo?


Si tuviéramos el poder de adivinar el futuro, esta pregunta se resolvería más fácilmente. Pero como lo de las predicciones no es lo nuestro, vamos a hablar de cuestiones a tener en cuenta a la hora de invertir nuestros ahorros a través de fondos de inversión.

Sin duda el objetivo es obtener la máxima rentabilidad posible, pero no puede ser a cualquier precio, por lo que hay que tener muy controlados los riesgos que se asumen. Una cartera de inversión no está libre de volatilidad por lo que configurarla en base a unos criterios sólidos es la mejor opción.

1. ¿Cuál es mi nivel de tolerancia al riesgo?


Aquí entra el juego el perfil del inversor, muy importante conocer cuál es exactamente, de ello dependerá la estrategia de inversión a seguir y por lo tanto de ello dependerá la cartera. Existen tres grandes perfiles de inversión, el conservador (poca tolerancia al riesgo aceptando baja rentabilidad a cambio), moderado (una tolerancia al riesgo media en la que según el escenario podría estar dispuesto a pérdidas) y el arriesgado (alta tolerancia al riesgo, está dispuesto a asumir ese riesgo a cambio de una mayor rentabilidad).

No es una tarea fácil la de definir el perfil del inversor ya que las propias circunstancias del inversor que pueden ir variando a lo largo del tiempo, así como la evolución de las inversiones ya realizadas pueden ir modificando la tolerancia al riesgo y la necesidad del capital.

2. “Nunca todos los huevos en la misma cesta”


Diversificar es la clave, cuanto más diversificada sea mejor, más se consigue paliar el riesgo, de ahí lo de “no poner todos los huevos en la misma cesta”, ya que de ser así si esa “cesta” experimenta pérdidas, no habrá con qué compensarlas. Entonces lo mejor es diversificar y establecer un “perfecto” equilibrio para que las haya activos conservadores que cubran el riesgo de los activos más agresivos, y eso solo se consigue con la diversificación.

Conviene sin duda conocer en qué activos se invierte (activos, sectores, zonas…) ya que las opciones son múltiples, no limitándonos únicamente al territorio nacional sino pudiendo optar por gestoras de fondos internacionales. Gracias a la diversificación y a las posibilidades que ofrece el mercado de los fondos es posible configurar una cartera que se ajuste al perfil y preferencias del inversor.  Además esto nos hará saber si son activos que nos generan confianza.

3. Comisiones


Sin duda hay que tenerlas muy presentes. Conocer cuáles son las comisiones que tiene el fondo de inversión como por ejemplo cuál es la comisión de compra y de venta ya que son las que afectan directamente al inversor (partícipe), así como cuál es el importe de las comisiones de gestión o comisiones de depósito que puede haber. Todo ello tendrá un coste a asumir y que hay que saber.

En este sentido también habrá que tener en cuenta la fiscalidad de cada producto que conforme nuestra cartera ya que de ello dependerá la rentabilidad neta que obtendremos y así no llevaros a engaños al ver que debemos tributar por nuestras ganancias (recordemos que un traspaso de fondos está exento de tributación).

4. Rentabilidades históricas y seguimiento de la cartera


Aunque siempre insistimos que la rentabilidad pasada de un fondo no garantiza la rentabilidad futura, es interesante saber cuál ha sido el comportamiento del fondo en el pasado ya que nos mostrará cómo ha respondido a determinadas situaciones a lo largo del tiempo. Así podremos hacernos una ligera idea de cómo será su comportamiento en situaciones similares en el futuro.

Además el trabajo no termina ahí sino que una vez que nos decantamos por la inversión en fondos es más que recomendable hacer un seguimiento de nuestra cartera y del funcionamiento de nuestras inversiones, más allá de las comunicaciones que vayamos recibiendo periódicamente.

5. Acudir a expertos


Sin duda la mejor forma de configurar una buena cartera de inversión es acudiendo a expertos en la materia que puedan ayudarnos a escoger aquella estrategia de inversión que mejor se ajuste a nuestro perfil, además de poder solucionarnos cualquier duda. En iAhorro contamos con una Comunidad de iAhorradores donde expertos en inversión pueden resolver cualquier pregunta.