Cómo elegir la mejor cuenta corriente

Pagas demasiadas comisiones

mejores cuentas bancarias


Las cuentas corrientes de cualquier tipo son el producto más básico que podemos contratar en cualquier entidad bancaria. En muchas ocasiones actúan como un primer contacto con el banco, y nos permitirán acceder al resto de sus ofertas sin problemas.
Siendo tan básicas para cualquier cliente, es posible que caigamos en el error de no elegir con cuidado nuestra cuenta corriente. Sin embargo, escoger entre las diferentes ofertas aquella que más nos convenga puede aportarnos muchos beneficios a corto y lago plazo

Rentabilidad


Las cuentas remuneradas ofrecen un tipo de interés a partir del dinero que tengamos depositado en ellas. Aunque su rentabilidad se encuentra a la baja, podemos encontrar algunas buenas opciones que nos prometan hasta un 2% TAE, similar a las rentabilidades actuales de los mejores depósitos a plazo.
Muchas de estas cuentas no permiten que tengamos domiciliada nuestra nómina en ellas, ya que se contemplan únicamente como un producto de ahorro. Sin embargo, también existen en el mercado aquellas que aúnan las ventajas de una cuenta nómina y una cuenta remunerada.
La Cuenta Naranja de ING Direct es una de las cuentas que posee esta característica. Tiene un tipo de interés del 2% TAE durante los primeros tres meses desde su contrato. Una vez pasado este tiempo, la remuneración cae hasta el 0,70%.

Sin comisiones


Las comisiones son una traba constante con la que se encuentran muchos clientes de las entidades, y sin duda una de las más molestas. Si crees que pagas demasiadas comisiones por tu cuenta bancaria, es muy probable que sea así realmente.
Aunque muchas entidades físicas están optando por eliminar las comisiones de sus productos tradicionales, es cierto que es la banca online la que más se decanta por abaratar estos costes. Aquellas entidades que operan casi de forma exclusiva a través de internet van a minimizar las comisiones de sus cuentas, por lo que resulta interesante conocer sus productos.
Por ejemplo, la Cuenta Cero de Mediolanum no tiene comisiones por su mantenimiento, ni por otros servicios habituales como transferencias, traspasos, ingresos de cheques o descubiertos. Se trata de una cuenta que ofrece la gran ventaja de no suponer ningún coste por su uso habitual, y además aportar una pequeña remuneración del 0,10% TAE.

Regalos


Actualmente, las cuentas que ofrecen una remuneración en forma de regalo (llamada remuneración en especie) no son muy populares, pero sin embargo pueden ser interesantes en algunos casos.
Aunque hoy en día resulte más complicado ver bancos que anuncien este tipo de cuentas que hace unos años, aún es posible acceder a ellas. Suelen ofrecer aparatos electrónicos como tabletas u ordenadores, o accesorios para el hogar como vajillas o cubertería.
Si estás pensando en abrir una de estas cuentas por el regalo que se ofrece, es importante sopesar si va a merecer la pena: muchas de ellas exigen una importante vinculación con la entidad, requisitos muy estrictos o incluso períodos de permanencia que pueden terminar por no ser nada rentables.

Ventajas específicas


Algunas cuentas ofrecen con su contratación ventajas especialmente pensadas para ciertos colectivos. El ejemplo más claro de esta tendencia es el de los autónomos.
Para este tipo de trabajadores, puede ser muy importante que su cuenta no tenga como requisito ingresar en ella grandes cantidades mes a mes, ya que sus ingresos pueden tener grandes variaciones. Otro de los beneficios que este tipo de cuentas pueden ofrecer es el de poder acceder a crédito de forma preferente: así, es más sencillo para aquellos autónomos que lo necesiten obtener liquidez para financiar sus proyectos.