Productos financieros >

¿Cómo han evolucionado los tipos de interés hipotecarios?

Evolución de los tipos de interés

image backgorund post

tipos de interés


¿Qué convierte en barata una hipoteca? La respuesta más natural a esta pregunta es el tipo de interés que tengamos que pagar al banco junto a la deuda total del préstamo que nos han concedido. Y aunque en la rentabilidad de una hipoteca entran en juego otros muchos factores, como por ejemplo las comisiones, existencia de cláusulas y productos vinculados a su contrato, es cierto que el tipo de interés va a jugar un papel muy importante a la hora de decidir cuál es la más conveniente.
El tipo de interés que fijan las entidades en relación a los préstamos hipotecarios depende mucho de las oscilaciones del mercado. De esta forma, encontrar hipotecas más o menos baratas queda muy ligado a su situación.

Evolución de los tipos de interés


Los datos que recoge el Banco de España muestran cómo han ido evolucionando los tipos de interés que nos cobran con la hipoteca desde el 2009 hasta este año.
En septiembre de 2014, el TAE medio de estos préstamos estaba situado en el 3,10%, una cifra muy similar al resto del año y también a las registradas durante el 2013. La cifra más baja corresponde al 2009, con un TAE medio de 2,62%, y la más alta, a 2011 con un 3,66%.
Si nos fijamos en el TEDR (Tipo efectivo definición restrictiva, es decir, el equivalente a la TAE sin incluir comisiones), los datos mantienen unas oscilaciones parecidas a lo largo de los años. Pero dependiendo del plazo de la hipoteca, los tipos de interés sí que varían algo más. Por ejemplo, en septiembre de este año el tipo de los créditos de hasta un año se situaba en el 2,70, mientras que en los de más de diez años fue de 5,19, y en los de entre cinco y diez, de 7,19.
Hay que tener en cuenta que estos parámetros estás delimitados de acuerdo al período de revisión es decir, que un préstamo a 15 años de tipo variable anualmente estará reflejado en el apartado de hasta un año.

Buenas opciones


A día de hoy, es posible encontrar hipotecas que sitúen su tipo de interés por debajo de esta media. Sin duda, muchas de las mejores opciones que ofrece el mercado tienen un tipo de interés variable de Euribor+ un diferencial situado por debajo del 2%.
Como ejemplo tenemos la Ecohipoteca de Triodos Bank, con un tipo de interés de Euribor+ 1,65% y sin comisión de apertura. Además, esta entidad pertenece a la denominada banca ética, y con esta hipoteca en concreto se compromete a promover la eficiencia energética y sostenibilidad en la vivienda, reduciendo las emisiones de CO2. Para acceder a esta hipoteca es necesario tener contratados un seguro de vida, tarjetas de crédito y débito y domiciliación de nómina y recibos.
Otra opción interesante es la hipoteca Maricarmen de Abanca, con un tipo de interés de Euribor+1,75%, siempre que se establezca una máxima vinculación con la entidad- en caso contrario, el diferencial aumenta hasta el 2,75%. Esta vinculación incluye una nómina o pensión de al menos 600 euros mensuales y seguros de vida, hogar y protección de pagos.
El plazo de esta hipoteca es de 30 años, aunque menor para aquellos que la soliciten siendo mayores de 45: es necesario terminar de pagarla antes de llegar a los 75. No tiene comisiones de apertura y estudio.
Para encontrar la mejor hipoteca, es muy interesante conocer las opciones que tenemos a nuestro alcance. De esta manera, será mucho más sencillo elegir entre ellas la que más se adapte a nuestro perfil.


 

Sobre el autor del artículo.