Productos financieros >

¿Cómo planificar tus compras de cara a Navidad?

1-    Márcate un presupuesto.

image backgorund post


La Navidad se acerca pero todavía no está a la vuelta de la esquina. Es el momento de empezar a planificar con tiempo todo lo que haremos durante esas fechas, también la parte económica. Especialmente la parte económica. La Navidad es una época en la que se puede disparar el presupuesto doméstico ya que hay muchos eventos, celebraciones, regalos y un ambiente que tiende a lo permisivo.

La planificación es uno de los pilares para tener una economía doméstica saneada y en buen estado. Los regalos o las partidas para ocio también deben ser incluidas. Si no se ha hecho ya, es un buen momento para sacar la agenda y empezar a montar una estrategia para gastar lo menos posible.

Las circunstancias y los planes de cada persona marcarán la planificación. A pesar de eso hay algunos apuntes a tener en cuenta que se pueden aplicar a la mayoría de las situaciones.

1-    Márcate un presupuesto. El presupuesto habrá que marcarlo en función de lo que queramos hacer y en función de la capacidad económica. Además de conocer la cantidad general que se destinará a las fiestas es interesante dividirla y saber cuánto se podrá gastar en regalos, cuanto en ocio y cuanto en banquetes. Tres de las partidas básicas que se suelen asumir pero que habrá que adaptar a cada caso en particular.

2-    Presupuesto para imprevistos. Podría incluirse en el punto anterior pero es muy relevante y casi siempre se olvida incluir un presupuesto para imprevistos. No se trata de dejar cosas al azar pero con tantos eventos y celebraciones es previsible que se vea alterado el presupuesto inicial.

3-    Lista de la compra. La lista de la compra navideña no se limita a productos de supermercado. Regalos, ropa nueva o algo de decoración pueden ser algunos de los productos que engrosen esa lista. Saber qué hay que comprar permite fijar precios de gasto por cada producto, aunque sea orientativo tendremos una hoja de ruta del gasto navideño. Así, si el gasto se incrementa en algún punto sabremos que se debe compensar o que se incrementará el presupuesto.

4-    Aprovecha ofertas y días de descuento. Las rebajas han dejado de ser estacionales y eso juega a favor de los compradores más avispados. Los comercios lanzan ofertas, unas exclusivas y otras abiertas al público en general, y se pueden aprovechar, por ejemplo, para comprar los regalos. En este caso, es importante revisar el periodo en el que se permiten realizar cambios. Además de estar pendiente de las ofertas que lancen las marcas de forma individual se puede aprovechar el BlackFraday para realizar compras a precios más reducidos.

5-    Sé previsor y no dejes todo para última hora. Este consejo será innecesario si estás convencido de aplicar la planificación. Si vamos un poco más allá sería recomendable no planificarlo todo para el último momento. Las tareas que se adelanten dejarán más espacio al disfrute de las fiestas.

La Navidad es el momento en el que muchos trabajadores por cuenta ajena reciben una paga extra. La gestión de este dinero es algo que habrá que valorar. Un truco para conseguir ahorrar algo o la totalidad del ingreso será transferirlo a una cuenta que no usemos habitualmente. Al no verlo habitualmente será menos probable usarlo.


 

Sobre el autor del artículo.


Me incorporo a iAhorro en 2013 para apoyar la parte de contenidos. Escribo sobre lo que, de un modo u otro, esté relacionado con el ahorro en gastos cotidianos. Anteriormente, he forjado mi vida laboral en diversos medios de comunicación, como prensa escrita, radio o televisión, colaborando en ...

Más artículos suyos:
· ¿Te cambiarías de compañía eléctrica por ahorrarte menos de 50 euros anuales?.
· ¿Cuándo invertir en bolsa?.
· ¿Sabes actuar cuando tus gatos se pelean?.
· ¿Sabes qué bombilla elegir?.