Cómo utilizar la tarjeta de crédito en las compras de Navidad

Las mejores tarjetas del mercado

tarjetas en navidades


Que durante la época festiva los españoles gastamos mucho más que en otros momentos del año no es ningún secreto. En muchas ocasiones, incluso es necesario obtener una liquidez que no se tiene en el momento o fraccionar loa pagos para saldar la deuda de una forma más cómoda.
El producto financiero estrella de estas Navidades, ya que permite hacer ambas cosas, es la tarjeta de crédito. Operar con una de estas tarjetas ofrece las ventajas ya comentadas, que para compras como las navideñas sirven de gran ayuda.
Pero a su vez, pueden terminar convirtiéndose en un problema si no se utilizan con cuidado.

Las mejores tarjetas del mercado


No todas las tarjetas de crédito son iguales ni resultan igual de ventajosa ara todos los perfiles de clientes. Dependiendo del resultado que estemos buscando, nos será más conveniente una u otra.
Por ejemplo, siempre es recomendable buscar aquellas que tengan un tipo de interés TAE por debajo de la media. Aunque éste siempre resultará muy elevado (actualmente el tipo medio se encuentra alrededor del 20%), algunas opciones serán más baratas que otras en este sentido.
También tienen mucha importancia las comisiones. Aunque queden incluidas en la TAE, podemos buscar aquellas tarjetas que eliminen o minimicen las más fastidiosas, como pueden ser las de mantenimiento. Éstas se cobran incluso cuando la tarjeta no es utilizada, por lo que elegir la que menos cobre siempre será una ventaja.
Otros cargos que suelen hacerse al cliente son los derivados de la obtención de crédito, impagos o incluso retirada en efectivo de los cajeros y reclamaciones. Una tarjeta interesante en este campo es la Visa Classic de Mediolanum, que permite sacar dinero a crédito de forma gratuita en cualquier cajero del mundo. Además, está asociada a un seguro de accidentes, asistencia en viajes y servicio de información las 24h.
Muchas entidades optan por ofrecer a sus clientes descuentos exclusivos al pagar con sus tarjetas de crédito. Dependiendo del tipo de compras que realicemos y dónde, algunos de ellos pueden ayudarnos a ahorrar algo del dinero dedicado a estas adquisiciones. Por ejemplo, la tarjeta Visa de ING Direct ofrece un 3% de descuento en los repostajes realizados en las estaciones de servicio pertenecientes a Galp o Shell.

Menos es más


Debido a las características de las tarjetas de crédito, el mejor método para sacarles el mejor partido posible es utilizarlas con moderación y conociendo sus peligros.
Así, es necesario tener claro que el pago que fraccionemos podrá pagarse en el plazo correcto. Si lo vamos dejando pasar, es muy probable que el banco comience a cargarnos unas grandes cantidades por intereses de demora, que en este tipo de tarjetas suelen ser incluso asfixiantes. Además, también pueden cobrar comisiones por reclamos de la deuda, que se vuelven cada vez más elevadas. Al final, podemos encontrarnos con que nuestra deuda es mucho mayor que en un primer momento.
En este sentido también resulta ventajoso saldar la deuda en el menor tiempo posible. De esta forma evitamos continuar pagando intereses durante demasiado tiempo, lo cual se traduce siempre en una compra más cara de lo necesario. Aunque pagar algo más de dinero en cada cuota pueda ser un pequeño esfuerzo, y en un principio resulte más cómo establecer infinidad de pagos fraccionados, a la larga seguramente no nos compense.
En general, para evitar que se nos vaya la mano con las tarjetas de crédito en las compras navideñas, lo mejor es racionar su uso para aquellos importes realmente grandes que necesiten de financiación y aplazamiento de pagos. Por otra parte, aquellas personas que tengan tendencia a endeudarse o no controlar los gastos con facilidad deberían tener un cuidado especial.