¿Compensa endeudarnos para estudiar?



Los universitarios tienen más facilidades de encontrar trabajo


Lo cierto es que tener una licenciatura, grado o máster, no garantiza la obtención de un trabajo, pero aumenta las posibilidades de conseguirlo. Disponer de alguno de estos estudios, en lugar de la educación básica aumenta la probabilidad de estar ocupado hasta en un 25%.

También es habitual que en los meses, en ocasiones incluso años, posteriores a dejar la universidad, los jóvenes no suelen recibir salarios conforme a su cualificación. Pudiendo ser notablemente superiores las retribuciones conseguidas por personas que carecen de esta educación. Pero esto no se mantiene así ni muchísimo menos, a medida que se van cumpliendo años en un determinado puesto de trabajo y adquiriendo experiencia, las diferencias salariales respecto de los trabajadores sin estudios se van agrandando.

En un informe presentado por el BBVA afirma que los trabajadores suelen cobrar un 10% más por cada año de formación recibido, que un individuo con características similares y estudios medios.

A la orden del día han estado las discusiones sobre si un exceso de formación supone una barrera para acceder al mundo laboral. Como regla general, esta afirmación no es cierta, porque nadie va a rechazar a una persona que además de los conocimientos requeridos tiene otros. El único caso en el que puede ocurrir esto, es para acceder a determinados puestos en los que la empresa no quiere que crezcas. Es decir, si eres demasiado bueno para ese puesto pronto deberías de promocionar y eso supone siempre un aumento de sueldo, cosa que la empresa quiere evitar. Pero en este punto nos debemos plantear si de verdad nos interesa acceder a un puesto con estas condiciones, y generalmente la respuesta va a ser que no.
Partiendo pues de la premisa de quien más estudia mayores posibilidades de empleabilidad tiene,

¿Debemos invertir en nuestro futuro?


El mejor consejo que podemos daros es que no os endeudéis si no es necesario. Pero no es ninguna locura invertir en nuestro futuro si tenemos la posibilidad. Si no podemos pagar de golpe una matrícula universitaria y en cambio sí mes a mes, es preferible la segunda opción aunque al final nos salga un poco más caro. Para elegir la financiación más barata acorde a nuestra situación, deberemos realizar una comparativa de los créditos.

Una de las empresas crediticias que ofrecen esta posibilidad de financiación es Cofidis con su Crédito Proyecto de Estudios con unas cantidades entre 4.000€ y 15.000€ que te permite el acceso a los programas formativos que tu prefieras. Su plazo máximo de devolución es de 1 año, y tiene un interés fijo del 4,95%, bastante inferior a la media del mercado que se sitúa en un porcentaje del 11,18. Una de las condiciones para acceder al crédito es ser mayor de edad, residir en territorio español y ser asalariado, autónomo o bien pensionista. Deberemos entregar un comprobante que confirme los estudios que vamos a realizar, y con todo esto podremos obtener el dinero en 24 horas.

Es muy importante que uno de los requisitos que tengamos en cuenta antes de pedir el crédito sea la duración de los estudios, para poder buscar un crédito conforme a este plazo, y que en ningún caso lo supere.

Nuestro futuro no es un tema que debamos tomarnos a la ligera, por lo que si estamos pensando en estudiar y no podemos, analicemos nuestra situación para poder encontrar una oportunidad.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).