Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar


Productos financieros >

Conceptos básicos de los fondos de inversión

Institución de Inversión Colectiva:

image backgorund Conceptos básicos de los fondos de inversión

conceptos básicos


Éste es un extracto de nuestra Guía de fondos de inversión. Para saber más sobre los fondos, puedes descargarla gratis aquí.

Institución de Inversión Colectiva:


Artículo 1 de la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva: "Son aquellas que tienen por objeto la captación de fondos, bienes o derechos del público para gestionarlos e invertirlos en bienes, derechos, valores u otros instrumentos, financieros o no, siempre que el rendimiento del inversor se establezca en función de los resultados colectivos... revestirán la forma de sociedad de inversión o fondo de inversión... podrán ser de carácter financiero o no..."
Dicho de otra forma, las Instituciones de Inversión Colectiva (lo abreviaremos en toda la guía con las siglas IIC) son las que se dedican a captar inversores y gestionar su patrimonio, ya sean, en el caso de las de carácter financiero acciones, emisiones de deuda... o inmuebles, vinos, arte... si hablamos de las no financieras (sobre las que no profundizaremos en esta guía). Esta gestión repercutirá en el mismo porcentaje de su aportación a cada uno de los inversores, sin discriminación alguna, ya sean beneficios como pérdidas.
Por ejemplo, una IIC tiene 10 millones de patrimonio tras la aportación el mismo día de 100.000euros de una persona y de 1.000euros de otra; es decir la primera tiene un 10% de la IIC mientras que la segunda tiene un 0,10%. Si la IIC ha obtenido un 5% de resultados (500.000euros), estos se reparten en la proporción de cada uno: 5.000euros al primero, 50 al segundo... y así a todos los que han aportado dinero.

Fondos de inversión:


De nuevo recurrimos a la ley, que en su artículo número 3 nos dice que "son IIC configuradas como patrimonios separados sin personalidad jurídica, pertenecientes a una pluralidad de inversores, incluidos entre ellos otras IIC, cuya gestión y representación corresponde a una sociedad gestora, que ejerce las facultades de dominio sin ser
propietaria del fondo, con el concurso de un depositario, y cuyo objeto es la captación de fondos, bienes o derechos del público para gestionarlos e invertirlos en bienes, derechos, valores u otros instrumentos, financieros o no, siempre que el rendimiento del inversor se establezca en función de los resultados colectivos"
Es la modalidad más común de IIC, en la definición, muy similar a la anterior ya nos introduce que la gestora se encarga de la operativa del fondo (veremos más sobre esta figura); se repite en ésta que todos los que invierten en fondos recibirán los rendimientos de forma proporcional a los del global del fondo; por lo tanto el mismo ejemplo que hemos puesto en la definición de IIC nos sirve también en la de fondo de inversión.

Sociedad de inversión:


Es otra modalidad de IIC sobre la que no profundizaremos en esta guía, un ejemplo de este tipo de sociedades son las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV).

Partícipes de los fondos:


Es partícipe todo aquel que realiza aportaciones a un fondo de inversión, éste puede ser tanto persona física como jurídica (incluso otros fondos de inversión).
Los fondos deben tener generalmente al menos 100 partícipes, la gestora tiene el plazo de un año desde su constitución para poder reunir esta cifra.

Derechos de los partícipes:



  • Realizar reembolsos

  • Realizar traspasos entre IICs

  • Obtener información sobre el fondo (entre ellos el valor de su inversión)

  • Exigir responsabilidades a la gestora y/o depositaria

  • Reclamar al departamento de atención de cliente, defensor del cliente o Comisionado para la defensa del inversor.


Patrimonio del fondo:


Es el conjunto de todas las aportaciones de los partícipes (restando los rescates) a lo que hay que sumar los rendimientos obtenidos (tanto positivo como negativo).
Para calcular el patrimonio se deben descontar los gastos propios de la actividad (compra-venta, cánones de mercado, impuestos, cambio de moneda...) y las comisiones que soporta el fondo y que se periodifican diariamente (gestión y depositaria), pero no las que se aplica al partícipe (reembolso y suscripción).
El patrimonio puede oscilar cada día, a pesar de no realizarse ni aportaciones ni rescates debido a la variación de los activos, o el prorrateo de la comisión de gestión y depositaria.

Participaciones:


Es cada una de las partes proporcionales en las que se divide el patrimonio del fondo, y tienen como características básicas:

  • No tienen valor nominal

  • Se pueden representar mediante certificados nominativos o por anotaciones en cuenta


Puede haber diferentes tipos de participaciones en un mismo fondo, dependiendo por las comisiones que se le apliquen, y se distingue por el nombre "Nombre del fondo Clase X".

Valor liquidativo:


Es el precio de cada participación de la misma clase; generalmente la gestora lo debe publicar diariamente y es fundamental ya que dependerá del valor de las suscripciones, reembolsos y traspasos.
Valor Liquidativo= (Patrimonio del fondo)/(Número de participaciones)


 

Sobre el autor del artículo.