¿Cuándo corresponde pagar comisiones?

¿Cómo reclamar el cobro de unas comisiones ilegales?


Las comisiones bancarias son las cantidades que las entidades de crédito cobran en compensación por sus servicios como hacer transferencias, cambiar de divisas entre otros. Estas comisiones pueden cobrarse juntas, como un solo cargo genérico o por separado, es decir, un cargo individualizado por cada servicio prestado.

Las entidades tienen libertad para establecer las comisiones bancarias y otros gastos pero siempre tienen que responder a gastos que se hayan realizado por parte del cliente y esté bien justificado.

En cuanto a los límites de las comisiones, los bancos tienen plena libertad. Pero no podrán cobrar doblemente una comisión o cobrarla cuando el cliente ha dicho expresamente que no quiere ese servicio.

¿Cómo reclamar el cobro de unas comisiones ilegales?


La orden de transparencia de protección al cliente de servicios bancarios así como la circular 5/2012 del Banco de España  establece que las entidades de crédito españolas o extranjeras con sucursal en España tienen que mandar una determinada información al Banco de España informando sobre los tipos de interés y las comisiones que se generan más sobre productos más habituales.

En el caso de que la entidad cobre unas comisiones ilegales de forma periódica, se recomienda mandar una carta de reclamación expresa al servicio de atención al cliente con la queja. En el caso de no recibir respuesta por parte del servicio de atención al cliente o su respuesta es desfavorable será necesario acudir al Banco de España.

Conoce los diferentes tipos de comisiones



  • Comisiones sobre préstamos hipotecarios: En este caso la entidad financiera presta una cantidad de dinero elevada al cliente para un inmueble, y a cambio la entidad cobrará una serie de comisiones como son: la comisión de apertura, comisión de cancelación y comisión de subrogación.



  • Comisiones sobre préstamos personales: Los préstamos personales tienen un funcionamiento similar al de los préstamos hipotecarios que ya hemos visto. Los gastos y comisiones que suelen afectar a los préstamos personales son los siguientes: Comisiones de apertura, de estudio, y amortización o cancelación anticipada.



  • Depósitos a la vista o plazo: Son productos en el que puedes ingresar dinero en la entidad, quedando ésta obliga obligada a su devolución en cualquier momento que se solicite. Ha cambio, la entidad suele cobrar una comisión por algunas de las operaciones realizadas.



  • Cambio de moneda: Las entidades bancarias pueden hacer cualquier tipo de operación de cambio de moneda, tanto la compraventa de billetes o divisas.  Pero al cambiar dinero hay que tener en cuenta tanto la cotización ofrecida como las comisiones. Las entidades suelen cobrar una comisión mínima con independencia de la cantidad de divisas a cambiar.



  • Comisiones por descubierto: son las que realizamos sacando unos fondos de nuestra cuenta corriente y el banco tiene que adelantarlo. En este caso BE ha limitado este coste de estas comisiones. Además si se produce un descubierto en nuestra cuenta el bando está obligado a comunicar con detalle esa liquidación.


¿En qué te puede ayudar iAhorro Préstamos?

iAhorro te ofrece la posibilidad de comparar entre todos los préstamos que oferta el mercado y te acompaña en el proceso de contratación para ayudarte a encontrar soluciones financieras adecuadas a tus necesidades. Elegir el mejor préstamo personal es clave para ahorrar dinero en la financiación.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).