Consejos prácticos a la hora de contratar un préstamo hipotecario


1) Antes de decidirse por un determinado préstamo con garantía hipotecaria compare la oferta existente. El comparador que le ofrece iAhorro.com le ofrece la posibilidad de obtener toda la información necesaria a la hora de elegir la entidad y producto que mejor se adecúe a sus necesidades. La TAE le permite comparar de forma homogénea el coste entre distintos productos.

2) Una vez elegidas una serie de hipotecas, solicite folletos informativos (en caso de las entidades online es obligatorio que se encuentren colgados en sus páginas web para su apertura o descarga). En las sucursales físicas, etos folletos informativos deben de estar a disposición del público y son gratuitos.

3)  Una vez se decida por un determinado préstamo, solicite de la entidad de crédito una oferta vinculante. En este caso, se procederá a tasar el inmueble, lo cual conlleva un coste, intente negociar con el banco o caja da ahorro quién lo asume. Existen ofertas, especialmente para el cambio de hipotecas en la que se incluyen todos los gastos.

4)  Realizada la oferta vinculante por la entidad y aceptada por el futuro prestatario, éste tiene el derecho de examinar el proyecto de escritura pública en el despacho del Notario al menos durante los tres días hábiles anteriores a su otorgamiento.

5) En el caso de comprar un inmueble que ya está gravado con una hipoteca que garantiza la devolución de un préstamo, antes de subrogarse en la posición del vendedor por el importe que quede por amortizar, es imprescindible informarse sobre las condiciones del préstamo en las que se va a subrogar (ya que puede ocurrir que dichas condiciones no sean ventajosas e interesarle acudir a otra entidad), así como si dicho préstamo está al corriente de pago.

6) Muchas entidades obligan por contrato a una vinculación en productos financieros que pueden no interesar al cliente y generarle un gasto. Téngalo en cuenta antes de aceptar la oferta.

7)  En caso de estar pagando un tipo de interés elevado o fuera de mercado, puede mejorarlo mediante un acuerdo con la misma entidad (novación), o con otra entidad de crédito (subrogación). Igualmente, puede llevarse a cabo la novación o la subrogación para modificar el plazo del préstamo, aisladamente o de forma conjunta con el tipo de interés. En todos los casos los gastos de formalización son más baratos, pues existe exenciones el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y los aranceles notariales y registrales se rebajan. Además, si se trata de una novación en la que lo único que se modifica es el plazo del préstamo, la entidad bancaria no puede percibir por comisión por modificación de las condiciones del préstamo más del 0,1% de la cifra de capital pendiente de amortizar.

8) Si por cualquier circunstancia ha incurrido en el impago de una o más cuotas del préstamo hipotecario y la entidad acreedora ha iniciado un procedimiento judicial para reclamar la deuda, podrá evitar la pérdida del inmueble, si se trata de una vivienda familiar, abonando las cuotas vencidas, intereses de demora y costas procesales (y no la totalidad del préstamo), incluso hasta el mismo día de celebrarse la subasta de la vivienda.

¿En qué te puede ayudar iAhorro Hipotecas?

iAhorro es un comparador financiero donde puedes encontrar toda la información sobre las hipotecas del mercado. Te ayuda a comparar para hacer una buena elección y ahorrar dinero. iAhorro te acompaña en todo el proceso de contratación para que tomes las mejores decisiones financieras.

Inicia sesión o publica como anónimo


Contamos con más de 40 expertos independientes para responder gratis a tus preguntas (en menos de 24 horas).