Créditos rápidos y minicréditos

Diferencias y semejanzas entre los créditos rápidos y los minicréditos

Apariciones de radio de iAhorro.com

En ocasiones el cliente confunde dos tipos de financiaciones personales muy diferentes:

Los créditos rápidos y los minicréditos. Son un tipo de préstamos y créditos personales muy diferentes, que analizamos en iAhorro.com en base a las siguientes definiciones:

  • Los créditos rápidos cuya características definitorias son la mayor agilidad de concesión y, aunque no siempre, los menores requisitos de concesión y mayores tipos de interés, que para determinados clientes y finalidades pueden llegar a ser tan elevados como pedir un crédito con tarjeta (más de un 20% de interés anual). Al domiciliar la entidad de crédito los recibos del préstamo o crédito en nuestra cuenta, no hay que abrir cuenta con ellos. En 48 desde la recepción de la solicitud se comprometen a darnos una respuesta.



  • Los minicréditos, un tipo de financiación alternativa a la banca cuya finalidad es suplir a los descubiertos en cuenta y su coste bastante similar. Son préstamos privados de no mucho más que 300 euros, a devolver en menos de 30 días.


Diferencias y semejanzas entre los créditos rápidos y los minicréditos


La única semejanza entre estos tipos de financiación personal es la rapidez en su concesión y la relativa facilidad de acceso al dinero, en relación a los préstamos bancarios tradicionales.

Sin embargo, los créditos rápidos son muy similares a los préstamos bancarios tradicionales, mientras que los minicréditos son más bien parecidos a los descubiertos en cuenta.

Los minicréditos suplen la finalidad de un descubierto en cuenta, o un desfase puntual y pequeño entre los ingresos y gastos mensuales familiares.

Mientras que con un crédito rápido podemos amueblar la casa solicitando 15.000 euros a un plazo de hasta 6 años y un tipo de interés competitivo (entre el 6,95 y el 9,95% nominal en el caso de Crédito Proyecto de Cofidis, por ejemplo), con un minicrédito se puede pedir como máximo unos 300 euros (600 si somos ya clientes en el caso del Minicrédito ofrecido por QuéBueno, por ejemplo), a un plazo no superior a 30 días y pagando unos honorarios de unos 90 euros (por un préstamo de 300 euros), lo que supone tipos de más del 2.000% TAE. Si además uno no paga el día exacto al que se comprometió, se le cobra una comisión fija de 20 euros y, además, un interés diario que ronda el 1% sobre lo adeudado. Además nos darían de alta en Asnef y Experian, registros de morosos que nos impiden solicitar ninguna financiación posterior.

Requisitos de concesión


En el caso de minicréditos:


Para ser solicitante de  este tipo de minipréstamos es imprescindible tener la residencia en España, ser mayor de edad y no tener restringida legalmente la capacidad de obrar.

No tener deudas o pagos pendientes con terceros por lo general este tipo de empresas siempre consultan en bases de datos como la Asnef.

Facilitar toda la información que te soliciten desde la empresa de préstamos rápidos. Cuando facilitas esta información te has de asegurar que la información es cierta, veraz y actualizada, si la empresa de créditos detecta algún fallo o error directamente deniegan la solicitud, con lo que todas tus probabilidades de acceder al crédito se esfuman.

En muchas ocasiones las empresas de este sector deniegan el crédito y no ofrecen las razones exactas por la que los han denegado.

Requisitos para obtener un préstamo de OK Money, según su web:

  • Tener entre 18 y 65 años

  • Número de DNI o NIE (te pediremos una imagen del documento escaneado o fotografiado por ambas caras que podrás enviar por e-mail)

  • Ser residente en España

  • Ingreso mínimo mensual de 500€

  • Número de teléfono móvil personal

  • Número de cuenta bancaria a tu nombre, y si no usas Instantor deberás enviar una factura domiciliada recientemente o la copia de tu Cartilla Bancaria, o el Contrato de Apertura de la cuenta a tu nombre

  • No disponer de otro préstamo activo en OK Money

  • No tener anotaciones en el registro de morosidad ASNEF/EQUIFAX

  • Ingresos demostrables


Requisitos de los créditos rápidos:


Analizan la documentación económica relacionada con nuestros ingresos y tipo de contrato, como lo hacen los bancos tradicionales. En el caso de que se concedan solo para determinadas finalidades, nos piden presupuesto proforma.

Mejores y peores


Minicréditos


El más barato cobra 20 euros de honorarios por solicitar 100 euros a 30 días. Es el minipréstamo de Vivus.es, que además permite solicitar sin intereses el primero minipréstamo.

El más caro, si solicitamos 100 euros a 30 días, sería el Minicrédito de Ok Money, que cobra 30 euros de honorarios (2.334% TAE).

Créditos rápidos


El crédito rápido más barato del mercado, según información disponible de iAhorro.com, es el crédito Cofidis proyecto equipamiento de hogar, que va del 6,95% al 9,95% de interés nominal. Si solicitamos 6.000 euros a 5 años, nos cobra un nominal del 9,95% (12,24% TAE).

Por otro lado, si solicitamos un préstamo de hasta 3.000 euros a Big Bank, a un periodo no superior a 4 años, nos supondrá pagar una TAE del 35,62%, pese a que según informan ellos mismos los tipos de interés que ofrecen se componen de un 9% más un diferencial según riesgo (en el caso estudiado el diferencial es de nada menos que 21,59 puntos porcentuales, 9+ 21,59= 30,59% en interés nominal).

Diferentes opciones de financiación personal para diferentes clientes y finalidades, que hay que saber analizar y comparar para evitar el mayor peligro del endeudamiento: que en lugar de ser una solución, acabe siendo un problema de endeudamiento a lo bola de crédito.