¿Cuáles son los divorcios más caros de la historia (reciente)?

El más caro: 4.200 millones de euros

wp/wp-content/uploads/2016/10/divorcios-caros.jpg


¿iAhorro da un giro hacia el papel couché? Podéis (y podemos) estar tranquilos porque todavía ese día no ha llegado, seguiremos encargándonos de aportar luz e información para mejorar la educación financiera. Pero tras los últimos acontecimientos nos hemos parado a pensar, y es que si casarse es muy bonito, divorciarse (lógicamente) no lo es tanto y además hay para quien hacerlo le sale por un buen “pico”.

Quien amasa una fortuna normalmente se cuida de protegerla, incluso del amor de su vida (aunque suene duro decirlo así). No es raro oír hablar de contratos y acuerdos prenupciales que especifican cómo serán las cosas durante el matrimonio y sobre todo, después de él (en caso de que llegue ese momento). A pesar de ellos, los futuros ex cónyuges pelean en los tribunales por proteger sus intereses en el divorcio, y por intereses, en este caso nos referimos al dinero.

La ruptura del matrimonio entre Angelina Jolie y Brad Pitt revolucionó los medios de comunicación y no solo aquellos dedicados al “corazón”. Y es que resulta que esta unión supuso mucho dinero, se calcula que entre ambos acumulaban una riqueza de unos 360 millones de euros, y que por lo tanto la “desunión” será una auténtica batalla legal.

Al hilo de esta separación, nos preguntamos, ¿cuáles han sido los divorcios más caros?

El más caro: 4.200 millones de euros


Corresponde a un magnate ruso, llamado Dimitri Rybolovlev. Su entonces esposa Elena y él estuvieron meses inmersos en una batalla legal en los juzgados suizos pero finalmente llegaron a un acuerdo en 2014. Ese acuerdo no era otro que el pago del magnate a su ya ex esposa de 4.200 millones de euros. Una cifra cuanto menos mareante…

Entre personas más conocidas…



  • El dueño de la Fórmula 1: Bernie Ecclestone, 1.200 millones de euros


Protagonizó en 2009 uno de los divorcios más caros. Se separaba de la que había sido hasta ese momento su mujer, Slavica Ecclestone y no por una cantidad pequeña: nada menos que se en 1.200 millones de euros se estima el acuerdo.

  • Mel Gibson: Entre 380 y 400 millones de euros


El mundo del celuloide no está exento de divorcios controvertidos y millonarios. Era en 2011 cuando el actor Mel Gibson llegaba a un acuerdo con Robyn Gibson por el que ponían fin a su matrimonio después de 31 años y 7 hijos en común. Esta separación supuso un varapalo a la riqueza de Mel ya que supuso la mitad de su fortuna (no había acuerdo prematrimonial) y el acuerdo se cerró en cerca de 400 millones de euros.

  • Román Abramóvich, empresario ruso y dueño del equipo Chelsea F.C: 323 millones de euros


El extravagante empresario ruso Román Abramóvich tuvo que ceder parte de su fortuna en el acuerdo de divorcio al que llegó con Irina Abramóvich. Nada más y nada menos que 323 millones de euros, pero incluso se comenta que no fue lo único, sino que también hay que añadir propiedades y algún que otro vehículo que aumentaría el valor del acuerdo.

  • Arnold Schwarzenegger y María Shriver, un divorcio de 200 millones de euros


Al atleta, actor, senador y gobernador le salió caro su divorcio (como al resto de protagonistas de este artículo). Y es que el divorcio llegó en 2011 sin haber ningún acuerdo matrimonial previo, lo que significaría que la riqueza se dividiría a partes iguales, lo que le hizo tener que abonar a María Shriver en torno a 200 millones de euros.

Otros divorcios llamativos



  • Michael Jordan: 168 millones de dólares


La estrella del baloncesto se vio obligada a abonar a su ex esposa Juanita Jordan tras 18 años de matrimonio en torno a 168 millones de dólares.

  • Tiger Woods, divorcio en 2009 y 110 millones de dólares para Elin Nordengren


El jugador de golf se enfrentó a un duro divorcio del que salió con 110 millones de dólares menos, se los tuvo que abonar a su ex esposa Elin Nordengren.

  • Ex Beatle, ex marido y con 31,6 millones de euros menos


Otro de los divorcios más sonados. Paul McCartney se divorciaba de Heather Mills en 2006, y era en ese momento en el que se iniciaba una batería de tiras y aflojas por un divorcio que al ex Beatle le iba a salir caro, eso sí, menos de lo que Mills quería. Finalmente, McCartney tendría que pagar 31,6 millones de euros a la exmodelo, una cantidad muy inferior a los 162 millones de euros que pedía ella.