¿Cuáles son los errores que cometemos en nuestras finanzas?

No comparar


De manera inconsciente, por falta de tiempo, por falta de información… Los motivos pueden ser varios y muy distintos. ¿El resultado? Cometemos errores, pequeños y grandes relativos a nuestras finanzas personales que nos pueden suponer un disgusto, dañar nuestro bolsillo y afectar a nuestro ahorro futuro. Errores que nos pueden suponer mucho si no los atajamos a tiempo.

¿De qué hablamos? Aquí te mostramos cuatro errores más comunes de lo que desearíamos, pero tranquilos porque también os proponemos la solución.

No comparar


Decir “sí” a lo primero que se nos presenta delante. Cometer este error no nos permite ver con claridad todo lo que ofrece el mercado ni cuáles son las ventajas de cada producto. Y lo que es peor, nos puede hacer perder dinero. Hablamos sobre todo en el caso de contratar un producto con comisiones en vez de uno sin ellas y que por sus características pueda ajustarse mejor a tu perfil. Por eso es importante valerse de herramientas que faciliten esta comparación, como lo es iAhorro. En pocos segundos muestra todas las opciones posibles, pudiendo identificar de forma rápida cuáles son las características de cada producto y sus principales ventajas.

No planificar


Dice el refrán que “chico/a precavido, vale por dos”. La previsión y la planificación son nuestro mejor aliado en lo que a ahorro se refiere. No presupuestar las compras ni planificarlas es un error más común de lo que parece, sobre todo cuando se trata de pequeños gastos. Esos a los que no les damos importancia y no los tenemos en cuenta a la hora de hacer las cuentas del mes. Es importante (o más bien, recomendamos) ser lo más riguroso posible a la hora de hacer un presupuesto para las compras y dejar una cantidad (pequeña o grande, la que se decida) destinada a las compras de la semana por ejemplo.

No pensar en el futuro


Somos conscientes de que no es fácil. La vorágine del día a día nos tiene completamente ocupados. Son muchos los que hablan de vivir el día a día (buena filosofía), pero son pocos los que hablan de pensar en lo que pudiéramos necesitar mañana. Salvo grandes alertas en los medios de comunicación (recordemos que recientemente el Gobierno ha anunciado que la hucha de las pensiones solo se podrá utilizar un año más), no solemos poner la vista en el futuro y en las necesidades económicas que se podrían presentar.

Dentro de las posibilidades de cada uno, conviene alzar la vista, pensar y actuar. Ahorrar un poco cada mes nos permitirá tener un colchón de seguridad para imprevistos o incluso pensando en el momento de la jubilación. Es lo que se llama conseguir libertad financiera. Piénsalo y si puedes, hazlo.

No informarse, no leer y no comprender los contratos


Es el gran error. Fiarnos de lo que nos dice el comercial de banca, no leer detenidamente los contratos y no comprender realmente lo que firmamos. Esto ha traído grandes y graves consecuencias para muchos, recordemos el caso de las cláusulas suelo o las preferentes. Seguramente aparezcan muchas palabras técnicas con las que no estemos familiarizados, pues bien, es ese justo momento en el que debemos preguntar, preguntar y volver a preguntar hasta que nos quede todo claro.

Rodearnos de asesores independientes es una muy buena opción. En iAhorro contamos con una comunidad de iAhorradores donde un amplio panel de expertos responden a todo tipo de preguntas. Antes de firmar, infórmate, lee, comprende y pregunta. Y si no lo tenemos claro, no firmes.

Cuatro errores que pueden salirnos muy caros. Aquí nuestra pequeña aportación para atajarlos.