¿Cuánto recaudará España a través de los impuestos?

¿De dónde procede la recaudación?


Si continúa la tónica de los dos últimos años, en los que el Estado consiguió recaudar a través de los impuestos  174.987 y 182.009 millones en 2014 y 2015 respectivamente, en 2016 estas cifras volverán a aumentar. Si bien es cierto, durante el último mes de noviembre los ingresos tributarios sufrieron un pequeño descenso del 3,6% respecto al mismo mes del año anterior como consecuencia del incremento en las devoluciones que se produjeron durante este mes.

Durante los once primeros meses del año 2016, la hacienda española obtuvo unos ingresos netos por valor de 173.175 millones de euros. Es decir, en el mismo periodo de tiempo se han obtenido un total de 4.688 millones más, lo que hace indicar que los datos al cierre de este año mejorarán los de 2015.

¿De dónde procede la recaudación?


De los 173.175 millones recogidos hasta la fecha, 67.824 millones proceden del IRPF, o lo que es lo mismo, casi un 40% de los impuestos. Sin embargo, la cifra obtenida con el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas es ligeramente inferior a la que se obtuvo durante el periodo comprendido entre enero y noviembre de 2015 y que ascendió a 67.962 millones de euros.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) ocupa el segundo lugar en el listado de recaudación con un monto, hasta noviembre, de 59.765 millones. Los ingresos a través del IVA han ascendido en 2.482 millones más que en el mismo periodo del año anterior. El Impuesto sobre Sociedades y los Impuestos Especiales, entre los que se incluyen el alcohol y las bebidas derivadas, la cerveza, tabaco, hidrocarburos, electricidad y productos intermedios, permiten recaudar 18.203 y 18.548 millones de euros respectivamente.

Las cifras de estos últimos tipos de gravámenes superan las ganancias logradas hasta el mes de noviembre de 2015, sin embargo se presume que a través de los Impuestos Especiales se logre más recaudación de la esperada, gracias a la entrada en vigor antes de final del año del aumento de las tasas en bebidas alcohólicas y sus derivados.

No se deben obviar los más de 7.015 millones que llevar recaudados este año España a través de los Impuestos medioambientales, primas de seguro, tráfico exterior (recursos propios de la Unión Europea) y los Impuestos sobre gases fluorados. Los impuestos sobre No Residentes, por su parte, alcanzan los 1.819 millones, cifra muy superior a los 1.639 millones de euros obtenidos en todo 2015.

¿Cómo se reparte el pastel?


A la hora de repartir la recaudación obtenida a través de los tributos debemos distinguir entre tres administraciones: Estado, Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales. Al mismo tiempo, existe una asignación que recibe la Iglesia Católica y que proviene de la generosidad de las personas que marcan la famosa casilla en su declaración de la renta. En 2015, esta asignación fue de 246 millones de euros.

Como bien se sabe, la mayor parte de la recaudación va directamente al Estado, pero para conocer cuál es la cantidad final es necesario, en primer lugar, restar a los ingresos totales las participaciones sobre tributos estatales que tienen las Administraciones Territoriales (Autonomías y Corporaciones locales).

Estas participaciones vienen dadas por subvenciones y prestaciones de Derecho Público, del producto de las multas y sanciones en el ámbito de sus competencias, de los ingresos provenientes de su patrimonio y su Derecho Privado. También los tributos propios, como el IBI,  y los productos de las operaciones de crédito entran dentro de estas participaciones.

En este caso, son las Comunidades Autónomas las que mayor tajada sacan de estas participaciones sobre los tributos estatales, quedando para las Corporaciones Locales una cantidad inferior a los 2.000 millones de euros.

Por poner un ejemplo, en 2015 se recaudaron un total de 182.009 millones de los que las Administraciones territoriales se llevaron 73.161 millones (71.542 para las CC.AA. y 1.620 para las Corporaciones), quedando para el Estado 108.847 millones de euros.